fbpx
Saltar al contenido

Cómo diversificar la cartera de inversiones: guía breve

    cómo diversificar la cartera de inversiones

    Invertir en un solo activo es una estrategia riesgosa que te puede hacer perder dinero; sin embargo, existe una solución y por eso voy a enseñarte sobre cómo diversificar la cartera de inversiones.

    Gracias a la variedad de instrumentos financieros que existen puedes optar por distribuir tu capital en distintas alternativas para aprovechar las ventajas que cada uno ofrece. Pero, ¿qué tanto debes diversificar al invertir? Aquí encontrarás la respuesta a esto y más.

    Sigue leyendo para aprender qué significa diversificar una inversión, cuál es su importancia y cómo deberías hacerlo.

    ¿Qué es diversificar una inversión?

    Diversificar una inversión es un proceso que implica la distribución de nuestro capital en varios instrumentos financieros con el fin de obtener diversas fuentes de rentabilidad. De igual manera, el objetivo es disminuir el riesgo y la dependencia de un solo activo financiero.

    En otras palabras, se trata de una estrategia que consiste en invertir en distintos activos que se complementan y nos ayudan a cumplir tus objetivos. Esto se hace porque, por ejemplo, si invertimos todo nuestro capital en una sola acción, corremos el riesgo de que si su precio se mueve en nuestra contra, perderemos gran parte de nuestro dinero. Mientras que, si distribuimos esa misma inversión en varias acciones, podemos mitigar el riesgo, pues si unas acciones bajan, hay probabilidad que otras suban y compensemos la pérdida.

    Comúnmente al grupo de activos que posees se le conoce como cartera o portafolio de inversión y este se compone de todos los instrumentos que has adquirido: inmuebles, bonos, acciones, fondos de inversión, por mencionar algunos.

    Para diversificar inversiones se pueden elegir distintos enfoques, desde escoger distintos tipos de activos o acciones de compañías de diferentes industrias, sectores o países. A lo largo de este artículo te explicaré en qué consiste cada uno de estos.

    Importancia de diversificar las inversiones

    La importancia de diversificar las inversiones recae principalmente en la disminución del riesgo de las posibles pérdidas de tu capital. De hecho, existe un viejo lema al que comúnmente se acude al hablar de este tema: “No pongas todos los huevos en una canasta”. Se utiliza para ejemplificar el hecho de que si invertimos todo nuestro dinero en un solo negocio, activo o proyecto, corremos el riesgo de perderlo todo. Por lo tanto, se recomienda “Poner tus huevos en diferentes canastas” y en caso de que algo le pase a una de ellas, “no se romperán todos tus huevos”. Sin duda, es una de las mejores formas de ejemplificar la diversificación de manera simple y directa.

    Para entender más sobre la diversificación de inversiones, hay un concepto que tienes que conocer: correlación. ¿Y qué significa exactamente la correlación de los activos? Pues que en muchas ocasiones estos presentan comportamientos o movimientos similares por formar parte de una misma industria, sector o economía. Por ejemplo, podrías pensar que invertir en cinco acciones de la industria de la tecnología en Estados Unidos te ayuda a diversificar tu portafolio; sin embargo, si el gobierno impone alguna ley que afecta directamente esta industria, todas las acciones que adquirirse de esas cinco empresas recibirán un impacto en su precio.

    Por la razón anterior es importante entender la correlación que existe entre acciones. De una manera breve, se puede definir como el nivel de similitud que presentan los movimientos de los precios de diferentes activos.

    Es fundamental que para tener inversiones diversificadas consideres lo que te explicaré a continuación.

    ¿Cómo diversificar la cartera de inversiones?

    Cada inversionista es diferente y, por lo tanto, para diversificar tus inversiones debes entender tu perfil, el cual se compone del nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir, el horizonte de inversión y tus objetivos financieros.

    Es así que, antes de enseñarte las estrategias más conocidas de diversificación, procura definir primero lo siguiente:

    Tolerancia al riesgo

    Es el nivel de riesgo que un inversionista puede asumir, este depende de tu edad, cantidad de ingresos, objetivos financieros, obligaciones, patrimonio y ahorro. Básicamente, se consideran los aspectos económicos relacionados con tu estilo de vida, pues de esta forma se define la certeza o incertidumbre a la que pueden estar expuestas tus inversiones.

    Por ejemplo, una persona que es la fuente de ingresos principal de una familia puede asumir menos riesgos que aquel que es soltero y no tiene dependientes económicos.

    Horizonte de inversión

    Es el tiempo que un inversionista puede mantener un activo o instrumento para generar rentabilidad. Existen tres tipos:

    1. Corto plazo: un periodo que va de un par de días hasta unos cuantos meses.
    2. Mediano plazo: es un periodo mayor a un par de meses y hasta un par de años.
    3. Largo plazo: va desde más de cinco años hasta diez años.

    Usualmente, se consideran los periodos de tiempo anteriores; sin embargo, no hay una definición precisa al respecto.

    Objetivos financieros

    Invertir implica tener un objetivo o una meta definida, es decir, puedes invertir para generar un ingreso extra, para incrementar tu capital o incluso para resguardar el valor de tu dinero ante la inflación. De igual manera, puedes invertir para el retiro o para pagar la universidad de tus hijos.

    Los objetivos financieros van cambiando mientras el tiempo va pasando, por esta razón, es crucial que de vez en cuando te replantees tus metas y las establezcas nuevamente si es necesario.

    De acuerdo con Bloomberg, se pueden definir tres tipos de inversores:

    1. Conservadores: este tipo de inversionista busca resguardar su capital sin esperar ganancias grandes; no tienen tanta tolerancia al riesgo, por lo tanto, están más interesados en que su dinero conserve su valor o incremente poco a poco sin correr el riesgo de perderlo.
    2. Agresivos: están más dispuestos a perder parte de su capital y buscan rendimientos altos; no tienen dependientes económicos o perciben ingresos altos que les permiten invertir más de su dinero.
    3. Intermedios: su aproximación al riesgo es moderada, invierten de manera cuidadosa, no obstante, están interesados en generar una cantidad considerable de rentabilidad.

    Una vez que, de acuerdo a tu situación actual, hayas definido lo anterior, podrás estudiar y analizar las siguientes siete opciones para diversificar tu cartera de inversiones:

    1)Diversifica en varios instrumentos

    Una de las estrategias que puedes implementar para diversificar tu portafolio es invertir en distintos instrumentos financieros como pueden ser:

    • Acciones.
    • Bonos.
    • Fondos de inversión.
    • Divisas.
    • Metales preciosos.
    • Materias primas.
    • Mercado inmobiliario.

    Tu objetivo debe ser el de encontrar un equilibrio entre los instrumentos que más se adapten a tu estrategia y necesidades como inversionista, con el fin de que se complementen y disminuyan el riesgo de tu cartera.

    2)Invierte en índices o fondos de inversión

    Los fondos de inversión son instituciones que se encargan de captar capital y gestionarlo en inversiones; algunos tratan de replicar el comportamiento de índices bursátiles, otros se enfocan en emplear distintas estrategias para mejorar los rendimientos.

    Gracias a sus características, los fondos de inversión son por sí mismos una manera de diversificar; asimismo, cada institución se encargará de asesorarte para adaptar su estrategia a tu perfil de inversionista.

    3)Diversifica por periodos de tiempo

    Elegir instrumentos con periodos de tiempo es otra estrategia que puede ayudarte a diversificar; por ejemplo, existen bonos o certificados de inversión con plazos de 1 mes, tres meses, seis meses y hasta un año. Esto puede serte útil en caso de tener objetivos a corto, largo y mediano plazo.

    4)Diversifica en otros países

    Muchos instrumentos financieros están ligados a la economía a la que pertenecen; por esta razón, distintos factores macroeconómicos pueden afectar su rendimiento. Por ende, considera invertir en acciones de países con economías estables y en vías de desarrollo, así garantizarás un crecimiento sostenido y constante.

    5)Diversifica en diferentes compañías, sectores e industrias.

    La diversificación más sencilla es a través de la compra de acciones de distintas compañías. Esto se debe a que los riesgos de una empresa no están relacionados necesariamente a su industria, sino a un nivel más específico en su operación. Esto puede ser por cambios en los patrones de consumo, legislación, incremento en costos o la aparición de nuevos competidores.

    Por otro lado, existen situaciones en las que las empresas se ven afectadas por sectores e industrias; por ejemplo, la crisis de chips del 2021 que afectó a computadoras y otros dispositivos digitales, lo cual tiene repercusiones en todas las industrias y sectores que los utilizan en sus productos. Es así que, contar con una diversificación de empresas de distintos sectores e industrias puede ayudarte a mitigar el riesgo en caso de que algo así suceda.

    ¿Cuándo está lo suficientemente diversificada una cartera?

    En términos de precisos es complicado definir cuándo está diversificada una cartera, porque dependerá en primera instancia de tus objetivos y necesidades financieras.

    De manera general podrás darte cuenta de que has conseguido hacerlo de manera correcta cuando cada uno de los instrumentos cumplen o se aproximan la rentabilidad esperada y, por otro lado, en caso de que haya una baja en los precios de uno de tus activos, otros se encargan de mitigar este riesgo al incrementar su precio.

    Por ende, debes tener en cuenta el desempeño general de todo tu portafolio en conjunto y observar constantemente si está resultando eficaz para poderlo saber, analiza tus pérdidas y ganancias netas; observa qué sucede con tus otros activos cuando unos pierden y qué sucede cuando unos ganan. De esta manera, podrás saber si hay correlación o no. En el caso de que tu cartera en sufra pérdidas en general, significa que tu diversificación posiblemente no es la correcta. Para asegurar esto, es importante que entiendas qué factores han contribuido a la disminución de los precios.

    Una cartera bien diversificada debe presentar crecimiento constante en la rentabilidad y debe presentar una cantidad de pérdidas controladas. Recuerda que cada activo que la compone debe buscar equilibrar los resultados en general.

    Otra pregunta que quizá surja es la siguiente: ¿qué tan diversificada debe estar mi cartera de inversiones? Aquí depende mucho de ti. Como te comenté, tus objetivos, capital y necesidades; sin embargo, algo que es crucial es que sea una cantidad razonable, es decir, que puedes analizar sin dedicar mucho de tu tiempo. Esto es fundamental porque si diversifica demasiado, puede que no tengas la capacidad de analizar todas tus inversiones.

    ¿Por qué es importante diversificar las inversiones?

    La diversificación te permitirá proteger tus inversiones ante los distintos eventos que pudieran afectarlas. Por ejemplo, algún cambio considerable en una industria como una nueva regulación o la escasez de un material. Es una de las mejores estrategias para disminuir el riesgo de tu cartera de inversión y encontrar maneras de seguir obteniendo rentabilidad, incluso ante tiempos adversos.

    Recuerda que tienes que considerar antes que todo tus objetivos como inversor, tu capital y la experiencia que tienes. Asimismo, tu conocimiento influenciará de gran manera en tus resultados. Por esta razón, es crucial que te capacites y aprendas todo lo necesario para operar en la bolsa de valores. En The Investor U contamos con un Diplomado Profesional de Acciones en el que te enseñaré todos mis secretos para invertir como un experto, además de mi metodología para que encuentres las mejores acciones para ti.

    Preguntas clave:

    ¿Cómo empiezo a invertir dinero si no sé nada al respecto?

    Empieza aprendiendo todo lo que te sea posible. En internet hay sinfín de recursos de mucho valor que te serán de gran ayuda; asimismo, puedes visitar nuestro blog de inversiones y aprender sobre finanzas personales, inversiones y más.

    Asimismo, define desde el inicio la razón por la que quieres invertir: incrementar tu capital, proteger tu patrimonio, generar un ingreso extra o alguna otra razón que te ayude a mejorar tus finanzas. Esto te mantendrá motivado y enfocado para cumplir tu objetivo.

    ¿Por qué tengo que diversificar al invertir?

    La diversificación te ayuda a disminuir el riesgo en tus inversiones. De esta manera, puedes disminuir el impacto que ciertos eventos generan en el precio de las acciones que posees.

    Por ejemplo, imagina este escenario en el que en el 2019 tenías todas tus acciones de una empresa aeronáutica dedicada a los vuelos comerciales. La pandemia que impactó la economía mundial ocasionó la cancelación de la mayoría de los vuelos en el mundo aproximadamente en marzo del 2022, por lo tanto, los precios de las acciones dedicadas a esa industria disminuyeron considerablemente, en consecuencia, tus inversiones hubieran sido impactadas enormemente.

    En otro escenario, un portafolio diversificado te hubiera ayudado a mitigar las pérdidas, al contar con acciones en el sector aeronáutico, farmacéutico y tecnológico. De esta manera, las pérdidas en el primer sector se hubieran visto compensadas con tus otras acciones.

    ¿Invertir en bolsa es arriesgado?

    Todas las inversiones tienen un nivel de riesgo. Ten en cuenta que debes invertir solo una cantidad de dinero que puedas darte el lujo de perder sin que esta afecte tu estabilidad financiera. No obstante, con una estrategia y el conocimiento suficiente puedes ganar dinero operando la bolsa de valores.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.