fbpx
Saltar al contenido

5 mitos sobre la educación financiera de niños y jóvenes

    Educación financiera de niños y jóvenes

    El 42 % de la población del mundo está representado por niños y jóvenes. La mayoría de los niños quedan excluidos del diálogo sobre pobreza. Es un gran error.

    Si se enfocara en ellos se podrían romper ciclos de pobreza y evitar que caigan en las mismas trampas financieras que sus padres o que no pidan ayuda financiera cuando la necesiten.

    Hay una serie de creencias erróneas más populares sobre la educación financiera en jóvenes y niños.

    Primer mito: los niños no tienen que aprender sobre finanzas

    Muchos niños tienen que asumir responsabilidades de adultos. Incluso algunos por circunstancias adversas terminan como cabezas de hogar. Los niños deben aprender cómo prepararse para el futuro.

    Cuando se les enseña, se les puede permitir concentrarse en otros aspectos de su vida que a lo mejor estuvieron descuidados antes.

    Segundo mito: los niños no tienen capacidades para aprender sobre finanzas

    Otro error es creer que los niños son demasiado ingenuos para evitar ser explotados por los proveedores de servicios financieros.

    De acuerdo con estudios, los niños y jóvenes tienen más habilidad para adquirir nuevas habilidades. Los resultados muestran que pueden adquirir conocimientos para asumir con inteligencia actividades financieras cotidianas como el presupuesto familiar.

    Diversos estudios que se han hecho han demostrado que educar a jóvenes y niños es efectivo para que aprendan a manejar el dinero responsablemente.

    Tercer mito: La educación financiera es aburrida

    Los temas financieros pueden verse como aburridos. El dinero es un tema abstracto y por eso los niños pueden aburrirse rápidamente del tema.

    Aunque este es un tema que ha ido desmitificándose, por ejemplo, la Semana Global del Dinero ha creado campañas donde se enfocan en enseñar a niños sobre finanzas, los llevan a Bolsas de valores, Bancos y Ministerios de Finanzas y también hablan con ellos, respondiendo sus preguntas.

    Se ha descubierto también, que muchos niños no preguntan porque los adultos no quieren o no pueden ayudar a aclarar estas dudas de finanzas.

    Cuarto mito: Solo los adultos pueden lograr grandes negocios

    Esto es falso. Hay muchas empresas lideradas por jóvenes emprendedores y tienen grandes resultados. Masaba Yunus es un ejemplo de ello.

    Este notó la alta tasa de robos de bicicletas taxi en Uganda y decidió lanzar Track 24, un GPS que permite a los propietarios rastrear y si aplica, inmovilizar la bicicleta y todo desde una app móvil.

    Cada día están aumentando los espacios donde buscan educar a los jóvenes en finanzas para ayudarlos a construir mejor sus futuros.

    Quinto mito: no hay productos financieros que se vean amigables para los jóvenes

    Según estudios los jóvenes tienen un 44% menos de probabilidades que los adultos de ahorrar en instituciones financieras formales, esto por la poca flexibilidad de las regulaciones y políticas bancarias.

    Hacen falta productos financieros amigables para los jóvenes. Aunque el crecimiento de las necesidades financieras de los jóvenes, ha hecho que se diseñen productos que se adapten a sus necesidades.

    Tal como se puede ver, estos mitos arraigados se han ido debilitando y demuestran que hoy más que nunca se le debe enseñar finanzas a los niños y jóvenes.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *