Saltar al contenido

¿Cómo puedo gastar mi dinero sabiamente?

    Gastar mi dinero sabiamente

    ¿Alguna vez te has encontrado con la situación de revisar tu cartera o tu cuenta bancaria y darte cuenta que no tienes el suficiente dinero para llegar a fin de mes? A todos nos ha pasado, pero eso no significa que esté bien, al contrario, significa que en la población se necesita de una mayor educación financiera para poder entender las implicaciones que trae el gastar dinero correctamente y ser mucho más feliz.

    A pesar de lo difícil que puede ser, gran parte del trabajo está en el lugar en el que menos piensas: Tu mente. Lo que queremos decir es que más allá de que utilices todas las herramientas posibles para administrar mejor tu dinero, si no posees una mentalidad acorde con la realidad en la que estás será bastante difícil alcanzar las metas que te pusiste en un principio.

    Gastar dinero es fácil, no requiere de casi ningún esfuerzo, sientes esa sensación de bienestar que a todos nos gusta, tu cerebro se siente bien y estás propenso a entrar en un círculo vicioso donde cada vez vas a necesitar más. Gastar no está mal, al final del día ese es uno de los frutos de tu esfuerzo, pero saber gastar es mucho más importantes que despilfarrar lo que tienes.

    Imagina lo increíble que sería la vida si pudieras optimizar tus hábitos de consumo de tal forma que cuando llegues a final de mes incluso tengas dinero para ahorrar y cuidar tu futuro. Para esto se necesita de una combinación entre técnicas financieras y psicología. De aquí es donde surge el enfoque adecuado y de aquí también es que mejoran tu gestión monetaria.

    Gastar mi dinero correctamente

    Al principio esto presenta incomodidades, sientes que te estás privando de muchas cosas e incluso puedes llegar a dudar del proceso, sin embargo cada cambio necesita de tiempo, necesita de paciencia, necesita de disposición y de un compromiso que solo tú mismo puedes tener con las cosas que tienen que hacerse para estar mejor. Gastar dinero es fácil, pero ser precavido y saber a dónde dirigir ese dinero es la clave para sentirte mejor a largo plazo.

    Crea presupuesto, organiza tus prioridades. Crea una jerarquía de gastos. Canaliza el grueso de tu sueldo al consumo básico y verás cómo poco a poco tendrás más holgura a la hora de gastar en entretenimiento u ocio. Analiza constantemente tus procesos internos y mejora tu manera de pensar y tu manera de comprar. Date la oportunidad de aprender nuevas formas de controlar tu dinero que sean efectivas según tu estilo de vida y tu manera de ver las cosas.

    ¿Quieres conocer a fondo qué necesitas para gastar tu dinero sabiamente?

    Te invitamos a que vayas a The Investor U, una universidad especializada en las finanzas personales, la salud financiera y las diferentes metodologías/estrategias que necesitas para comenzar a tomar las riendas de tus ingresos y poder utilizarlos mejor. Adáptate al cambio, mejora tus prácticas monetarias y descubre ya las nuevas formas de darle un plus a tu vida de la mano de expertos en el tema. Te esperamos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.