fbpx
Saltar al contenido

Tipos de inversiones de acuerdo con la edad

    Tipos de inversiones de acuerdo con la edad

    Existen diferentes tipos de inversiones, y tú puedes decidir si invertir en uno o más de estos tipos. En el artículo de hoy te presentamos las opciones para invertir según la edad y etapa en la que te encuentres.

    Así que lee hasta el final y aprovecha este contenido especial:

    Cómo invertir si estás entre los 25 y 35 años

    Esta se considera como una de las mejores etapas para invertir, de hecho, mientras más joven se es menos compromisos financieros habrás adquirido, lo que significa que es la etapa perfecta para incrementar tu capital o crearlo.

    Para las inversiones financieras entre los 25 y 35, e incluso desde más joven, lo mejor es apuntar a los activos de renta variables.

    Estas inversiones permiten ganancias que son entregadas como dividendos, o por compraventa de tales activos.

    Ahora bien, si no se generan ganancias, o en caso de que el precio de los activo decrezca, todavía se contará con independencia económica.

    Entre las opciones o ejemplos de inversiones de renta variables están las acciones. Se puede elegir las acciones de las empresas que cotizan en bolsa o los fondos comunes de inversión.

    Con relación a los fondos comunes de inversión, es donde los inversionistas comparten un patrimonio común que se ha constituido por valores que pueden variar.

    Es la etapa perfecta para inversiones a largo plazo.

    Inversiones para considerar entre los 35 y 45 años

    Si en la etapa anterior ya has comenzado una familia o un negocio, toca ser más conservador con las inversiones.

    Ahora tienes más responsabilidad y requieres de más flujo de efectivo, también se han incrementado los egresos, por lo que es recomendable diversificar las opciones.

    Puedes equilibrar el capital entre activos de renta fija y una variable como una participación en acciones de una empresa, e incluso en criptomonedas.

    La diferencia entre la tenta fija y la renta variable está en que la primera produce un rendimiento fijo que generalmente es a largo plazo, sin que aumente o decrezca con el tiempo, y la renta variable son activos que pueden crecer de valor rápidamente, pero también decrecer.

    Tipo de inversiones entre los 45 y 55 años

    En esta etapa han cambiado las prioridades, ya los hijos están creciendo, y también han aumentado los gastos probablemente.

    La recomendación es dirigir la mayoría de las inversiones a activos de renta fija, que permitirá contar con rendimientos que servirán para la etapa del retiro.

    Ahora bien, en esta etapa no tienes que dejar de invertir en activos de renta variable, lo que sí debes es planificar mejor la cantidad a arriesgar si no cuentas con otros tipos de inversiones que puedan amortizar una caída de divisas.

    Una de las opciones en esta etapa puede ser la compra de bienes inmuebles que puede asegurar un ingreso cuando se llegue a la etapa de adulto mayor.

    Cómo invertir entre los 55 años y más

    Por último, en esta etapa la idea es disfrutar de los rendimientos de las inversiones que has hecho en las etapas anteriores.

    Pero supongamos que no has invertido en las etapas anteriores, entonces puedes aprovechar el capital que hayas logrado adquirir con el paso de los años e invertir, por ejemplo, en inversiones físicas como terrenos comerciales.

    Este tipo de inversiones se convertirán en activos de renta fija que son perfectos para esta etapa, porque te permitirán obtener un ingreso permanente.

    Y si deseas invertir en inversiones de renta variable, puedes elegir las inversiones en divisas que históricamente sean seguras que, aunque cuenten con menor rentabilidad, a largo plazo se mantendrán estables.

    en en cuenta estos consejos, analiza y toma tu decisión de inversión.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *