Saltar al contenido

El ABC de las finanzas personales: guía para principiantes

    Guía de finanzas personales para principiantes

    La administración de las finanzas personales es una habilidad clave que debes desarrollar. Será a través de la correcta organización de tus gastos e ingresos que serás capaz de encontrar la tranquilidad y estabilidad financiera. 

    Además, aprender de finanzas personales será el camino que te lleve a otro tipo de prácticas que mejorarán tu calidad de vida. Herramientas como el ahorro, inversión y la creación de presupuestos serán los mejores aliados para mantener una correcta salud financiera. 

    Si quieres garantizar un futuro próspero y seguro para los que más quieres, sigue leyendo y conoce todo lo necesario respecto a los principios de las finanzas personales para que hoy mismo comiences a organizarlas.

    ¿Qué son las finanzas personales? 

    Las finanzas personales son el proceso que consiste en la gestión y planeación de tus actividades financieras. Es a través del desarrollo de un plan financiero o la creación de un presupuesto que podemos efectuar el proceso de administración. Dentro del mismo es importante que consideres sus elementos principales: fuentes de ingresos, gastos, seguros, inversión y ahorro. 

    Ten en cuenta que para poder desarrollar una planificación financiera exitosa tendrás que ser honesto contigo. Esto implica que seas realista sobre la cantidad de dinero que ganas y sobre la cantidad que puedes gastar; debes ser lo más claro posible, evita también ocultar hábitos negativos. Crear expectativas imposibles de cumplir solo te agobiará y perderás el interés en tus finanzas. Por otro lado, no detallar correctamente tu situación solo te dará una visión errónea de tus finanzas. 

    Asimismo, tienes que aceptar que es un compromiso con tu bienestar y tu futuro. Te aseguramos que las recompensas que obtendrás por la tranquilidad de haber manejado bien tus finanzas serán enormes y tendrás  grandes beneficios en tu vida.

    El dinero es el medio que te conducirá a tener libertad financiera, por eso debes mejorar tu relación con él. Debes aprender a utilizarlo, administrarlo e invertirlo. 

    Por lo anterior, nos gustaría que antes de continuar tengas en cuenta algo clave si ya no lo tienes: un cambio en la mentalidad. Que elegir un correcto manejo de tus finanzas sea el inicio de una nueva vida, una vida más en orden en la que cumplirás tus objetivos monetarios. 

    Sigue leyendo y te enseñaremos sobre los fundamentos y las herramientas que te conducirán a tu libertad financiera. 

    Fundamentos de las finanzas personales 

    Conocer los siguientes conceptos de finanzas personales te darán una visión general de los principales elementos a tener en cuenta. A través del entendimiento de estos podrás, posteriormente, crear un autodiagnóstico de tu situación actual y, a partir de eso, comenzar a crear tu plan financiero. 

    Ingreso

    Un plan financiero parte de tu ingreso. Es la fuente de la que obtienes dinero, es decir, Es la fuente de la que obtienes dinero, es decir, los recursos de un individuo frente a lo económico para mantener tu estilo de vida y cubrir tus necesidades básicas. Algunas de las fuentes principales son: 

    • Salarios: es el ingreso que se paga por realizar un trabajo en una empresa. 
    • Bonos: es una bonificación extra al salario que se da por un desempeño extraordinario en una empresa, realizar alguna labor adicional, o cumplir ciertos objetivos. 
    • Pensión: es el ingreso que recibe una persona después de haber cumplido cierta cantidad de tiempo trabajando. 
    • Dividendos: es un pago que realiza una compañía a los accionistas por las utilidades obtenidas. 
    • Proyectos u otros negocios: es un ingreso adicional que se obtiene al realizar proyectos adicionales al trabajo que se tiene en una empresa, también por la creación de un negocio propio en el tiempo libre.
    • Pasivos: son los ingresos que se obtienen al crear un tipo de producto y/o servicio que genera ganancias de manera independiente. 

    Como puedes ver, existen distintas fuentes de ingresos. Lo ideal es que, si tienes tiempo disponible y quieres incrementar tu capital, consideres implementar una opción adicional a tu trabajo. De esta manera crearás más seguridad en tus finanzas, pues no dependerás enteramente de una sola fuente de ingresos.

    Gastos

    Los gastos son el dinero que utilizas para pagar todo lo que necesitas para vivir y algunas comodidades extras. Es la compra de productos o servicios como puede ser luz eléctrica, la gasolina de tu automóvil, tu comida, una televisión, el servicio de Internet, la renta de tu casa, impuestos o viajes. 

    Los gastos pueden pagarse con el dinero de tus ingresos o con el uso de tarjetas de crédito. 

    Este es uno de los aspectos que más necesitarás cuidar en tu plan financiero, pues es común que no exista un control de gastos personales. Hay incluso ocasiones en que las personas llegan a gastar más dinero del que reciben de ingreso. Por lo tanto, sé consciente de en qué gastas tu dinero y cómo lo gastas.

    Ahorro 

    El ahorro es el resultado de almacenar una cantidad de dinero después de haber cubierto todos tus gastos. 

    Tu ahorro es la fase de acumulación de capital y será de vital importancia que lo generes, pues de esta forma se abrirán las posibilidades para darle un uso a ese dinero. 

    Existen dos formas de ahorrar dinero: que lo deposites en una cuenta bancaria y sea esa institución la que lo resguarde. La otra forma es guardarlo físicamente en tu casa en algún lugar seguro; lo importante es que elijas el medio que te resulte más conveniente. Investiga sobre las distintas opciones que ofrecen los bancos y considera cada una en caso de que se adapten a tus necesidades de ahorro. 

    Inversión 

    La inversión es la razón por la cual necesitarás tener un ahorro. Es a través de las inversiones que buscarás maneras de generar fuentes de ingresos extra. Ahorrar sin invertir tu dinero es únicamente una forma de hacer que este pierda valor debido a la inflación, ya que los precios de los productos y servicios se incrementan cada cierto periodo de tiempo, y, si tu dinero ahorrado no se invierte, perderá su capacidad adquisitiva. 

    Por la razón anterior es que debes considerar invertir. Existen distintos activos que te permitirán ganar más dinero al invertir en ellos. Algunos de los más conocidos son: 

    • Acciones
    • Bonos
    • Fondos de inversión
    • Bienes raíces
    • Compañías privadas
    • Arte

    En The Investor U somos expertos en temas de inversión, por esta razón te invitamos a ver nuestro siguiente video donde aprenderás sobre cómo invierten los millonarios: 

    ¿Cómo manejar tus finanzas personales?

    Antes de iniciar con un plan financiero debes realizar un diagnóstico de tus finanzas. La intención es que conozcas exactamente cuál es tu situación actual en términos financieros. Por lo tanto, deberás crear un documento donde registres lo siguiente: 

    1. Cantidad de ingresos que percibes actualmente de tu salario. 
    2. Cantidad de deudas que estás comprometido a pagar. 
    3. Cantidad de gastos necesarios para cubrir tus necesidades.
    4. Cantidad de dinero que tienes ahorrado. 

    Tienes que ser muy preciso en todas estas cantidades. Si no tienes una cifra exacta o tienes dudas, te recomendamos que iniciando un nuevo mes te dispongas a anotar puntualmente cada uno de los aspectos anteriores. No deberás dejar por fuera ni un solo centavo. 

    Una vez que tengas la información anterior, te será más fácil comprender tu situación y será más clara tu perspectiva para desarrollar el siguiente paso en tu plan financiero. 

    Presupuesto 

    Esta es una excelente herramienta para mejorar la gestión de tus finanzas personales. El presupuesto es una planeación detallada que te sirve para rastrear cuándo y cómo gastarás tu dinero. Debes utilizarlo para comprender cuánto dinero necesitas para realizar algún proyecto, un negocio o sencillamente la cantidad que utilizarás para distintos propósitos. 

    En tu presupuesto es donde tienes que fijar las cantidades que destinarás a los fundamentos que te mencionamos: gastos, ahorro e inversión. 

    ¿Cómo mejorar las finanzas personales?  

    Hay cosas que estarán fuera de nuestro alcance aunque desarrollemos un plan; son los factores externos que generan gastos imprevistos. 

    Por esta razón, es clave que tengas en cuenta los siguientes aspectos: 

    Seguros

    Como te contábamos, puede que ocurra algún evento impredecible que termine por perjudicarte a ti o a tu familia, y podría significar un gasto enorme. Por esto, recomendamos que dentro de tu presupuesto consideres a los seguros como un medio importante de protección para tu salud y la de tus finanzas. Los seguros son excelentes herramientas que te ayudan a cubrir gastos repentinos. Existen seguros de gastos médicos mayores y seguros de vida. Cada uno cumple una función específica. 

    Lo ideal es que te acerques a un asesor de alguna aseguradora confiable y que te dé a conocer los planes existentes. Ellos encontrarán el que mejor se adapte a tu presupuesto y a las posibles eventualidades que pudieran ocurrir. Asimismo, podrán darte detalles sobre la cobertura y los beneficios fiscales existentes (esto dependerá de cada país).

    Deuda

    La deuda es una excelente herramienta para adquirir activos que puedan generar más dinero; sin embargo, un sobreendeudamiento es muy riesgoso para tus finanzas. 

    Si constantemente utilizas tu tarjeta de crédito para comprar cosas, es posible que, si alguna vez no puedes pagarla, tendrás que hacer frente a intereses muy altos. Lo recomendable es que seas muy responsable con la forma en que gastas. No utilices tu crédito como una extensión de dinero; úsalo de manera consciente y entendiendo los posibles riesgos financieros. 

    Asimismo, evita adquirir deudas muy grandes que no te generen beneficios. Lo mejor es que inviertas tu dinero. 

    Finanzas personales para jóvenes 

    Hay creencias erróneas que hacen pensar que mientras se es joven no hay que preocuparse por los asuntos del futuro. Se cree que es una etapa para gastar y divertirse; no obstante, si desde temprana edad se comienzan a adquirir los hábitos relacionados a las finanzas personales, será más fácil cimentar las bases para un futuro financiero saludable. 

    No se debe de relacionar el ser responsable con algo aburrido; es decir, creer que por hacer un correcto uso del dinero uno va a divertirse menos es un error. La responsabilidad debe entenderse más en un sentido de independencia. El tener en cuenta la importancia de las finanzas personales desde la juventud será la mejor herramienta para manejar los recursos propios.

    Será en la juventud cuando la mayoría de las personas comiencen a tener contacto con el dinero, por esta razón, es de vital importancia investigar sobre el correcto uso de las tarjetas de crédito y las cuentas bancarias. Se debe de aprovechar y conocer sobre el tema de fraudes y las herramientas que existen para evitarlos. 

    Quizá lo más tentador será que, al comenzar a tener dinero propio, resulte atractivo poder comprar algunas cosas. No obstante, lo mejor es comenzar a desarrollar una mentalidad crítica sobre lo que necesitamos realmente y lo que no. Este pequeño proceso de análisis nos servirá a lo largo de nuestras vidas, pues evitaremos gastar en cosas innecesarias.

    Otro aspecto importante es comenzar a proyectar una vida independiente. El dejar la casa de los padres es un gran paso y hacerlo bajo un plan financiero hará que esta meta sea posible. Para esto se tienen que contemplar los gastos relacionados a los servicios básicos, alimentación y transporte. También el mobiliario necesario y los electrodomésticos como un refrigerador, estufa y una lavadora. 

    Finalmente, es necesario que desde joven se empiece a aprender sobre el tema de los impuestos, pues este tiene un impacto en nuestras finanzas personales y mientras más pronto se comprenda lo necesario, más fácil será cumplir con los requerimientos. 

    Consejos de finanzas personales 

    Tener unas finanzas sanas también es un proceso que requiere de una nueva forma de pensar; la mente juega un papel muy importante al momento de gastar el dinero y por eso tienes que aprender a pensar y razonar sobre tus acciones. 

    Uno de los enemigos más comunes de las finanzas es el impulso irracional de solo querer comprar algo. Mucha gente se deja llevar por la sensación placentera que produce comprar, pero no reflexionan lo suficiente para saber si su compra era totalmente necesaria. 

    Así como estos errores, existen otros más. Con el objetivo de ayudarte a mejorar tus finanzas personales te compartimos los siguientes consejos:

    Analiza las opciones que tienes

    Antes de comprar algo, pregúntate si es necesario. Sé honesto contigo y trata de entender si es algo que te será útil o si solo es un impulso sin fundamentos. Imagina cómo sería tu vida con eso que vas a comprar: ¿te será de utilidad para tu vida personal o laboral? Responde esta pregunta de manera crítica y toma una decisión. Lo importante es que seas más consciente antes de comprar algo. 

    Por otro lado, si ya te has decidido a comprar algo, lo más conveniente que puedes hacer es analizar las opciones que existen. Busca el mismo producto o servicio en distintos lugares y observa si el precio cambia mucho. Usa de forma responsable las ofertas y saca ventaja de una reducción en el precio; también considera las facilidades de pago de cada establecimiento. 

    Asimismo, en temas de ahorro e inversiones, siempre analiza a detalle todas las opciones que puedas. No te dejes llevar por lo primero que encuentres, recaba información y toma una decisión certera de acuerdo a lo que más te convenga. 

    No gastes solo por aprovechar ofertas

    Entendemos lo tentador que puede ser el ver la palabra “oferta” y los precios más atractivos; no obstante, son técnicas que utilizan las empresas únicamente para hacerte gastar más. Aquí jugará un papel muy importante tu estabilidad emocional y el que controles tus impulsos, es muy probable que, si no estabas buscando algo, simplemente no lo necesitabas. 

    Usa las ofertas a tu favor. Cuando identifiques cosas que necesitas realmente, ese será el momento en el que las ofertas serán excelentes formas de ahorrarte dinero.  

    Vigila tus gastos “hormiga”

    En tu día a día puede haber pequeños gastos que parecen insignificantes; sin embargo, cuando haces un cálculo mensual o anual, notarás que estás gastando mucho en ciertas cosas que no son tan necesarias. 

    Haz un recuento de cada pequeño gasto que hagas y reflexiona si es realmente necesario; si es posible, elimina ese gasto o busca maneras de reducirlo. 

    Controla tus emociones

    Sé consciente de lo que sientes antes de comprar algo; aprender a identificar tus emociones hará que te resulte más fácil controlarlas. Solo así serás capaz de saber cuando tu decisión se está dejando llevar más por un impulso que por el lado racional. 

    Tu relación con el dinero proviene del cómo te sientes al gastar y al ganar dinero; dale prioridad a los sentimientos relacionados al manejo correcto de tus finanzas personales, entiende que esa sensación te producirá más beneficios que el gastar. 

    No gastes tu dinero solo porque lo tienes

    Muchas personas al recibir una cantidad de dinero automáticamente piensan en cómo gastarlo. Si no tienes necesidades reales, lo mejor es que ese dinero lo ahorres para posteriormente invertirlo. 

    Divide tus gastos en fijos y variables

    Hacer esta distinción hará que te sea más fácil conocer exactamente en qué estás gastando tu dinero y qué gastos son estrictamente necesarios.

    Los gastos fijos son los que se repiten con cierta periodicidad, por ejemplo, el pago de servicios públicos o alquiler; son aquellos que realizas de forma recurrente y comúnmente la misma cantidad. Los gastos variables son distintos cada mes; son destinados a diferentes tipos de bienes y/o servicios, puede ser el dinero que destinas a entretenimiento, comidas o productos. 

    Reduce tus gastos fijos

    Actualmente existen más variedades de gastos fijos que antes, los servicios de suscripción a una aplicación de música o servicios de streaming para ver películas y series son de los gastos más comunes hoy en día. 

    Aquí deberás tomar una decisión sobre lo que es estrictamente necesario para vivir y tratar de reducir lo más posible tus gastos fijos. Pequeños hábitos como ahorrar energía o utilizar menos agua pueden ser beneficiosos para tu bolsillo. 

    Eliminar gastos variables

    Puede que disfrutes de salir a comer cada fin de semana; sin embargo, ese tipo de gastos únicamente afectan a tu economía. Lo ideal es que reduzcas este tipo de prácticas si están afectando gravemente tu bolsillo.

    Considera cocinar en casa o cambiar tus salidas a solo dos veces por mes. Son estos pequeños hábitos los que irán sumando a tu economía. Recuerda que estás asegurando un futuro tranquilo y debes priorizar tus gastos. 

    Identifica y prioriza tus deudas

    Si actualmente cuentas con tarjetas de crédito o un préstamo, lo que debes hacer es tener bien identificada la cantidad que debes, los intereses a pagar y el plazo pendiente para saldar tu deuda. 

    Es ideal que priorices pagar tus deudas antes de hacer cualquier gasto o inversión; una vida libre de deudas es uno de los primeros pasos para tener finanzas personales saludables. Encárgate de pagar la deuda que tenga más intereses y, posteriormente ve liquidando una por una. 

    Evita los excesos

    Ten un balance en tu vida; recuerda que nada en exceso es bueno. No gastes demasiado y evita a toda costa el sobreendeudamiento. Mantén un presupuesto adecuado para las actividades de ocio y procura estar dentro del mismo cada mes. 

    Monetiza tu talento

    Si tienes alguna habilidad con la que puedas generar un ingreso extra, considera en utilizarla a tu favor para incrementar tu capital. De esta forma aprovecharás tu talento y el tiempo libre que tienes de vez en cuando para fortalecer tu economía. 

    Cuida tu salud

    Si eres el sostén de tu familia, es muy importante que estés bien para que puedas seguir proveyéndoles. Cuida de ti con hábitos saludables: ten una dieta con alimentos nutritivos y haz ejercicio constantemente.  

    La importancia de las finanzas personales

    Mantener tus finanzas sanas es un proceso en el que debes ser paciente; los resultados no serán instantáneos, pues comenzar a aplicar los consejos y las herramientas que te hemos dado requieren de tiempo. Del empeño y la dedicación que tengas será que comenzarás a ver los beneficios.

    Y cuando hablamos de beneficios, nos referimos a que serás capaz de cumplir distintas metas y asegurarás una mejor vida para los que más quieres. Estos son algunos de los más importantes: 

    • Superar momentos de crisis: a pesar de que es imposible medir el impacto que una crisis pudiera tener en tus finanzas personales, es indudable que hacerle frente con un plan financiero de respaldo te permitirá sobrellevarla con mayor tranquilidad. Tu ahorro e inversiones serán un gran apoyo para ti, asimismo, si gracias a tu plan has encontrado otras fuentes de ingresos, estarás más seguro, pues tendrás diversificada tu entrada de dinero. Finalmente, tener un amplio conocimiento de tu situación financiera te dará oportunidad de actuar de manera correcta ante una crisis: sabrás exactamente qué gastos eliminar y cómo cuidar mejor tu dinero. 
    1. Proteger tu salud y familia: tener dinero te permite estar mejor preparado ante cualquier problema relacionado a la salud. Las enfermedades y los accidentes surgen de manera inesperada y en muchas ocasiones pueden llegar a generar enormes gastos. Por esta razón, uno de los beneficios de las finanzas personales es el poder contar con la seguridad económica para hacerle frente a cualquier eventualidad. Tu salud y la de tu familia son lo más importante. Incluso si eres el sostén de tu familia, un plan financiero podrá ser un gran respaldo en caso de que tú faltes. 
    2. Mejorar tu estilo de vida: si controlas tus gastos y priorizas tus inversiones, poco a poco vas a ver cómo crece tu capital. Asimismo, la diversificación de ingresos te dará más libertad para hacer las cosas que te gustan. Por lo tanto, la administración de las finanzas personales tiene el beneficio de ayudarte a cumplir con tus metas y podrás acceder a mejores condiciones de vida. A través del uso de un presupuesto, también serás capaz de destinar parte de tus ingresos a viajes o entretenimiento. 
    3. Bienestar personal y psicológico: muchos de los problemas actuales provienen del dinero; el mal uso que se le da, la estigmatización que se tiene para hablar de él y los malos hábitos de ahorro e inversión, son algunas de las razones por las que la gente no goza de su libertad financiera. Pero, ¿por qué no elegir vivir bien? La correcta gestión del dinero lo permite. Tomar el control del dinero es tomar el control de tu vida y esto, a la larga, ofrece una enorme tranquilidad.

    ¿Cómo hacer un plan de finanzas personales?

    Tener un plan de finanzas personales es una excelente opción para identificar tus objetivos y prioridades económicas. Asimismo, gracias a tu plan serás capaz de cumplir con tus metas personales relacionadas al dinero. 

    A continuación, compartimos los cinco pasos para crear tu plan de finanzas: 

    1. Establece tus prioridades reales:

    Haz un análisis crítico sobre las prioridades y necesidades económicas que tienes. Debes entender de manera precisa qué servicios y productos son indispensables para que vivas bien; asimismo, piensa a futuro: ¿qué es lo que quieres lograr? ¿Hasta dónde quieres llegar? Estas preguntas hazlas en el ámbito financiero. De esa forma te visualizarás y tendrás una imagen clara de tus sueños y aspiraciones.

    Usa un presupuesto para definir las cantidades de dinero que destinarás a cada una de tus prioridades y posteriormente distribuye ese dinero. 

    1. Determina los tiempos

    Define tus metas a corto y a largo plazo. Asimismo, establecer una fecha de inicio para tus metas financieras te dará un mejor enfoque. Trata de plantear una vigencia a cada una de tus metas y ve creando hitos para ir celebrando tu progreso. 

    Cada una de tus metas dependerá del objetivo a cumplir. Puede ser una inversión para tener un fondo para el retiro, el ahorro para un viaje o la creación de un negocio. Lo importante es que estas metas tengan una duración clara y que te comprometas a cumplir con los tiempos que definas.  

    1. Busca ser específico y no abstracto

    Decir que vas a “ahorrar más” o “gastar menos” no será de mucha utilidad si no lo planteas de manera correcta. Sé lo más específico posible y establece cantidades precisas, es decir, puedes determinar que vas a ahorrar cada mes 20% de tu ingreso o que vas a reducir 30% menos tus gastos variables. De esta forma será más fácil visualizar y cuantificar los cambios que hagas en tus finanzas personales. 

    1. Date el tiempo de analizar resultados

    Lo que no se mide no se entiende. Puede que estés cumpliendo con tus objetivos financieros cada mes, pero también puede que no lo estés haciendo. Debes dedicar cierto tiempo mensualmente para analizar tu progreso. El estar consciente de cómo se van desarrollando tus finanzas personales te dará oportunidad de hacer ajustes o mejoras en tu plan. 

    1. Reevalúa y haz cambios

    Lo más importante es que tu plan financiero no te genere problemas o tensiones. Si tu meta de ahorro no la estás cumpliendo, debes analizar qué es lo que está sucediendo. Identifica las causas que te están impidiendo cumplir con tus objetivos; una vez que lo hayas hecho, realiza los cambios necesarios. Sé realista con tus objetivos y metas financieras para que te sea posible cumplirlas. 

    Libros sobre finanzas personales

    Muchos expertos en finanzas personales se han encargado de escribir libros con información muy valiosa sobre este tema. En ellos puedes encontrar maneras de reforzar tus conocimientos sobre las finanzas y aprender a través de sus ejemplos el cómo orientar tu camino hacia la libertad financiera.

    Aquí una lista de algunos de los libros más destacados sobre el tema:

    Padre rico, padre pobre (Robert T. Kiyosaki)

    Padre rico, padre pobre libro de finanzas personales

    En este libro podrás aprender sobre el concepto de libertad financiera a través de la inversión, los inmuebles, ser dueño de negocios y el uso de tácticas de protección financiera; está escrito de una forma anecdótica para crear un interés público en las finanzas.

    Educación financiera avanzada partiendo de cero (Gregorio Hernández Jiménez)

    Educación financiera avanzada partiendo de cero libro de finanzas personales

    Con este libro podrás aprender a gestionar tu propio dinero, una de las cosas que más y mejor transformará tu vida en todos los sentidos, y además de una forma permanente. También aprenderás desde los conceptos básicos hasta los más avanzados.

    Ten peor coche que tu vecino (Luis Pita)

    Ten peor coche que tu vecino libro de finanzas personales

    La libertad financiera se mide en el número de años que podrías vivir si perdieras tu trabajo o si dejaras de tener ingresos. Entonces, ¿cuál es la tuya? Si tu respuesta no te hace sentirte especialmente libre, no te preocupes porque con este libro todo empezará a cambiar. A través de sencillos pero eficaces consejos, Ten peor coche que tu vecino te ofrece todas las claves que han servido al autor para disfrutar de una independencia de diez años.

    Economía para andar por casa (Varios autores)

    Economía para andar por casa libro de finanzas personales

    Un afamado economista y tres reconocidos periodistas han hecho el ejercicio de sintetizar las dudas más comunes que afectan a cualquier ciudadano para convertirlas en preguntas que se responden de forma sencilla y clara, aclarando conceptos y desmontando tópicos, con el fin de entender todas las situaciones económicas a las que nos enfrentamos día a día. 

    Pequeño Cerdo Capitalista (Sofía Macías)

    Pequeño cerdo capitalista libro sobre finanzas personales

    En este libro Sofía Macías te enseñará a usar tu dinero de forma inteligente. Te encontrarás con las herramientas más efectivas para ahorrar e invertir. Es una guía para usar de mejor manera tus ingresos; además, aprenderás cómo hacer planes que te ayuden a financiar tus metas. Es un libro que también aborda el tema de la deuda y cómo enfrentarla; sobre fraudes financieros y las opciones que existen para rentabilizar tu dinero.

    MoneyCoach – Todo lo que necesitas saber de finanzas personales (Rodrigo Coutiño)

    Todo lo que necesitas saber de finanzas personales libro sobre finanzas personales

    Con este libro aprenderás a mejorar tus finanzas, controlar tus gastos y seguir un presupuesto. Conocerás el funcionamiento de los créditos, tarjetas, cuentas bancarias, ahorro, inversiones, planes de retiro, negocios, impuestos, seguros y mucho más.

    Curso de finanzas personales 

    Como lo has aprendido en este artículo, entender de finanzas personales va desde el ahorro y las inversiones hasta temas relacionados a tu mentalidad antes de gastar. Todo esto es indispensable para poder alcanzar tu libertad financiera y mejorar tu relación con el dinero. 

    Recuerda que ser libre financieramente significa cambiar tu estilo de vida a uno mejor y vivir sin preocupaciones de dinero. Por esto es esencial que aprendas a usar el dinero a tu favor; así obtendrás lo que siempre has querido y al mismo tiempo asegurarás tu tranquilidad y la de tu familia. 

    ¿Y cómo puedes aprender sobre finanzas e inversiones? En The Investor U nos apasiona ayudar a las personas a que cumplan sus objetivos, a que entiendan más sobre el uso del dinero. Por eso creamos un curso de finanzas personales en el que te enseñaremos sobre cómo ahorrar y hacer un presupuesto, cómo evitar gastos innecesarios y mejorar el rendimiento de tu sueldo, a salir de tus deudas y comenzar con tus primeras inversiones.

    Así que, pon en orden tus finanzas hoy mismo y comienza tu camino hacia la libertad financiera con el curso  “Finanzas Personales Para No Financieros”.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.