fbpx
Saltar al contenido

¡Ahorra sin problemas! Utiliza la regla 50/30/20

    regla 50/30/20

    Ahorrar dinero no es difícil, si quieres lograrlo, hay una estrategia comprobada para mejorar tu gestión con el dinero: la regla 50/30/20, esta puede hacer que esto sea mucho más sencillo.

    Nuestra guía te ayudará a averiguar cuánto debes gastar cada mes, dónde debes colocar tus ahorros y cómo emplearlos cuando los necesites.

    Sigue leyendo, descubre cómo puedes usar la regla 50/30/20 y descarga nuestra plantilla para comenzar ahorrar en este mismo instante.

    ¿Qué es la regla 50/30/20?

    La regla 50/30/20 es una de las mejores formas para ahorrar, consiste en repartir todos los gastos que vamos a destinar en el mes de acuerdo a nuestros ingresos.

    Este fue un método desarrollado por la Congresista Norteamericana Elizabeth Warren en su libro de 2005 “ll Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan” en el que investigó una forma efectiva de ahorrar.

    En efecto, ahorrar requiere organización y disciplina con base en los objetivos que tengamos planeados. Uno de los componentes fundamentales de las finanzas personales es hacer un correcto uso del presupuesto. Pese a que podemos ejercer un presupuesto de muchas maneras, no es fácil para todo el mundo organizar y llevar un registro de sus ingresos, gastos fijos y variables.

    De hecho, según un estudio de Debt.com, el 77 % de las personas de lengua hispana en los Estados Unidos dice que no realiza un presupuesto porque tiene ingresos limitados; sin embargo, el 39,5 % de los encuestados le gustaría incrementar sus ahorros.

    Llevar un presupuesto puede ser complejo, además, muchas veces no tenemos la fuerza de voluntad para destinar un porcentaje inamovible para nuestros gastos fijos, limitar nuestras salidas o controlar los gastos hormiga. Es por eso que la regla 50/30/20 es una herramienta ideal para hacer del ahorro una prioridad para ti. Por lo que indudablemente si aplicamos esta herramienta de forma adecuada tendrás ahorro al final del mes, del año o de un periodo determinado.

    En The Investor U te damos las siguientes recomendaciones para usar la regla 50/30/20 a tu favor y lograr tus objetivos financieros. Además, si te interesa utilizar otras herramientas para el ahorro, manejar las deudas y diversificar tus ingresos, te invitamos a realizar nuestro curso en finanzas personales para no financieros, en el cual aprenderás todo lo necesario para controlar tu dinero.

    50 % para tus gastos y necesidades

    Se denomina ingreso neto cuando a nuestro ingreso le descontamos impuestos y demás cargas tributarias.

    Una vez lo tengas, vas a destinar el 50 % de tu salario a pagar todos los gastos que son estrictamente necesarios para tu supervivencia.

    Por ejemplo, el mercado de tu casa, el pago de tu hipoteca, tus servicios públicos, seguros y tus servicios de atención médica. En este punto, cualquier gasto que represente una obligación deberá ir incluido en el 50 %. Pero, no incluirás los gastos variables, es decir, los que no son totalmente indispensables:con esto me refiero a las plataformas de streaming, la suscripción en el gimnasio, el café de la mañana y demás.

    Algunos gastos variables pueden parecer necesarios; sin embargo, si llevas a cabo una reflexión sobre tu salud financiera, puedes incluirlos en otro rubro.

    Para algunas personas en este campo debes destinar el pago de tus deudas, pero, tienes la opción de hacerlo en el 20 % de tus ahorros, pero de esto te hablaré más adelante.

    Puedes hacer una variación en tu porcentaje, tal vez tengas gastos fijos menores y podrás dejar una variación mayor para tus gastos variables y para el ahorro, por ejemplo, 30 % para gastos, 40 % gastos variables o prescindibles y 30 % para el ahorro.

    Es importante que tus gastos fijos y necesarios no excedan el 50 % de tus ingresos, en el que caso de que lo exceda, busca maneras de reducirlo como cambiar de casero, economizar en el mercado y servicios públicos.

    30 % para algo que desees

    En este rubro vas a destinar 30 % de tu ingreso a los gastos que no sean prescindibles para ti. Este suele ser uno de los gastos más difíciles de contabilizar, pues, muchas veces consideramos que pueden ser imprescindibles porque mejoran nuestra calidad de vida, o, no los contabilizamos con la suficiente depuración, pero terminan sumando cantidades significativas a fin de mes como los gastos hormiga.

    Los gastos no esenciales son todos aquellos en los que gastas tu dinero, y que podrías vivir sin ellos. Vas a destinar este porcentaje para todas tus salidas de ocio, tus gustos personales como el postre de la noche o el café de las mañanas: lo que tú desees.

    No importa el porcentaje que destines a las salidas del fin de semana, o las plataformas de streaming que utilizas, aquí es determinante que no excedas más del 30 % en todo esos gastos; sin embargo, puedes optar por reducir costos y disfrutar de una buena calidad de vida. Por ejemplo, cenar en restaurantes menos costosos o disminuir el uso de tu vehículo.

    20 % para el ahorro

    Ahora, normalmente ahorramos después de restar todos nuestros gastos del 50 % y 30 %. Te voy a dar un método más sencillo para que puedas ahorrar mes a mes. Una vez que recibas tu salario, envía el 20 % a una cuenta de ahorros exclusivamente para ese propósito. Puedes hacerlo de forma automática, aunque hay aplicaciones que se encargan de gestionar esta transferencia.

    Verás que es la manera más eficiente de gestionar nuestro ahorro. Y una vez establezcas tus fuentes de ahorro, es ideal que lo distribuyas de diferentes maneras; por ejemplo, puedes crear un fondo de emergencia para sobrellevar una situación de desempleo, puedes invertir una cantidad para tu jubilación, o, ahorrar un porcentaje de ese 20% para algún objetivo que tengas planeado como comprar un carro, una casa o planear tus próximas vacaciones.

    Además, si tienes deudas, puedes destinar un porcentaje de tus ahorros al abono de capital. Podrás saldar más rápido tu deuda si aportas una mayor cantidad al capital.

    Ahorrar te traerá muchos beneficios para el futuro, pues te dará seguridad y tranquilidad financiera. Además, si inviertes y diversificar tus ingresos, podrás incrementar tu capital.

    No hay duda que la regla 50/30/20 es de gran ayuda para gestionar tu ahorro para tus objetivos financieros, generar fondos de emergencia y cualquier gasto inesperado.

    En The Investor U queremos que logres todos los objetivos financieros que tengas proyectados; por esta razón te comparto nuestra plantilla de la regla 50/30/20 para que la descargues y puedas calcular la distribución de tus ingresos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *