fbpx
Saltar al contenido

11 consejos para gastar menos dinero y mejorar tus finanzas 

    consejos para gastar menos dinero

    Empezar a mejorar nuestros hábitos financieros es muy sencillo y una de las maneras más fáciles para empezar implica seguir consejos para gastar menos dinero como los que te compartiré en este artículo.

    Sigue leyendo para aprender por qué es útil comenzar a reducir tus gastos, además conoce nuestros once consejos prácticos que te ayudarán a hacerlo.

    ¿Por qué es útil reducir gastos?

    Tener objetivos y metas financieras es muy importante para mejorar nuestra calidad de vida; sin importar si estas son metas pequeñas o grandes, para alcanzarlas es crucial ahorrar y reducir gastos.

    Ahorrar no significa que dejemos de gastar, sino que debemos hallar estrategias que nos ayuden a acumular dinero para lograr nuestros objetivos. Por esto es fundamental gastar mejor, ahorrar, invertir. Son soluciones sencillas que pueden tener un impacto enorme en tu futuro.

    Para comenzar a reducir gastos debes ajustar pequeños comportamientos con tus ingresos, egresos y ahorro. Asimismo, puedes resguardar el valor de tu dinero utilizando estrategias de diversificación de ingresos para protegerlo contra la inflación.

    Otro de los beneficios de reducir gastos es tener la posibilidad de crear un fondo de emergencia, el cual te puede ayudar a enfrentar cualquier eventualidad.

    Estas conductas son esenciales para lograr éxito y libertad financiera en el largo plazo. En The Investor U te hablaremos sobre cómo reducir gastos es una de las herramientas primordiales para lograrlo.

    11 consejos para gastar menos dinero

    Utiliza de forma correcta las tarjetas de crédito

    Las tarjetas de crédito suelen verse con una connotación negativa, incluso, algunas personas te dirán que las debes usar de forma esporádica. Sin embargo, debes hacer todo lo contrario, estas tarjetas poseen grandes beneficios que si sabes emplear, te pueden ayudar a reducir gastos.

    Aprovecha para llevar a cabo tus compras después de la fecha de corte, tendrás más de 40 días para ahorrar y centrar tus pagos en otras prioridades. Además, algunas tarjetas suelen venir con seguros e intereses que tal vez no sepas o recuerdes. Eliminar estos beneficios o buscar una tarjeta con una tasa de interés más competitiva pueden ser buenas opciones. También, aprovechar los descuentos en millas y compras.

    Lee nuestro artículo sobre tarjetas de crédito para que entiendas más sobre cómo utilizarlas correctamente.

    Ahorra en tus servicios públicos

    Los servicios suelen representar una proporción importante en nuestros gastos fijos. Pero puedes ahorrar realizando pequeñas acciones como cerrar la llave mientras te tomas una ducha o cuando te cepillas los dientes. Apagar la TV y las luces si nadie está haciendo uso de ellas.

    La secadora para el pelo y la plancha para la ropa suelen marcar un poco más de lo normal en los recibos, por lo tanto, trata de reducir su uso. Pequeños cambios harán la diferencia en la factura a fin de mes.

    Sé más depurado con tus víveres

    Planifica un poco más tus compras de víveres. Elabora una lista de los alimentos que están por acabarse y los que necesitas como prioridad. Además, procura no ir al supermercado con hambre, hay estudios que afirman que es una condición que propicia compras innecesarias.

    Finalmente, sácale todo el provecho a los descuentos, además, busca qué supermercados pueden ser más provechosos para ahorrar como comercios tipo hard discount. En coyunturas inflacionarias los alimentos suelen ser uno de los primeros que van al alza, por lo que te ayudará a reducir gastos en proporciones considerables.

    Investiga si hay objetos o servicios que puedes adquirir gratis

    Hay muchos objetos que compramos que pueden reducir gastos o incluso, conseguirlos de forma gratuita gracias al internet. Por ejemplo, sabemos que el olor de un libro nuevo puede ser maravilloso, pero, ¿ya buscaste si existe algún PDF gratuito legal disponible? Incluso, los libros electrónicos suelen ser más económicos y pueden ayudarte a ahorrar.

    Antes de realizar este tipo de compras por ocio, busca si lo puedes conseguir de forma gratuita y legal.

    Minimiza tus gastos en transporte

    Puedes utilizar el servicio público para ahorrar en gastos, el transporte representa un gasto importante en tus ingresos, si buscas una manera de reducirlo, será un ahorro sustancial. Ir en bicicleta puede ser otra opción y le sacas ventaja al ejercicio.

    Si dada la situación, necesitas movilizarte en tu vehículo, conseguir un automóvil que tenga menos consumo de gasolina por kilómetro recorrido te ayudará, además, si depuras tu manera de conducir, reducirás el consumo de gasolina, por ejemplo, evitando aceleraciones innecesarias.

    Prepara tu comida para el trabajo

    Sabemos que ir a almorzar a un buen restaurante es uno de los pasatiempos más placenteros para algunas personas, pero, ¿puedes hacer la cuenta sobre cuánto es el dinero que te ahorras si preparas tu comida para llevar a tu lugar de trabajo? Considera y analiza esta posibilidad para aprovechar sus beneficios económicos.

    Rentabiliza e invierte

    Año tras año la economía verá cómo el dinero que en este momento has ahorrado, vale menos, esto se debe por el aumento en los precios de los bienes y servicios, factor denominado como inflación. Por lo que ahorrar ya no suele ser suficiente, e invertir se convierte en una decisión determinante. Hay múltiples instrumentos a los que puedes acudir de acuerdo a tu capital y perfil de riesgo.

    Si quieres saber cómo puedes empezar a invertir, te invito a realizar el curso gratuito en acciones de The Investor U. Tendrás las herramientas suficientes para saber qué activos financieros son los más adecuados para ti.

    Hazle mantenimiento a tus objetos

    Cuida tus pertenencias y revísalas constantemente; puede ser tu automóvil, aparatos electrónicos o demás instrumentos que tengan un desgaste en el tiempo. Si les hacemos mantenimiento, es probable que su duración se prolongue y te evite gastar en reparaciones futuras que a la larga, pueden resultar más costosas.

    Simplifica tus membresías y suscripciones

    Puede que tengas múltiples plataformas streaming como Netflix, Amazon, HBO, Spotify, etc. Sé crítico sobre cuáles son a las que les sacas más provecho; pues si bien estás plataformas pueden no representar gastos abrumadores, pueden convertirse en gastos hormiga.

    Además, comprueba cuáles son las suscripciones que tienes y pagas mes a mes. Puede ser que algunas se te debitan y no las utilices con frecuencia.

    Ponle atención a los gastos hormiga

    Los gastos hormiga son esos pequeños gastos que parecen no tener tanta importancia, pero que al final del mes, suman proporciones importantes. Algunos ejemplos comunes son el café de las mañanas, o los antojos de fin de semana.

    Ponle atención a estos gastos, realiza una evaluación de cuáles son y cuánto representan en tus ingresos. Es recomendable llevar una hoja de cálculo, hay veces los gastos hormiga suelen ser complejos de contabilizar.

    Modera el uso de las plataformas de delivery

    Las plataformas de domicilio delivery poseen una de las mejores estrategias de marketing para que uses sus servicios; sin embargo, suelen incluir gastos relevantes. Así que si quieres reducir gastos deberías considerar reducir su uso lo más posible

    Reducir gastos es uno de los pilares fundamentales para lograr el éxito y la libertad financiera. Aunque es una herramienta valiosa, depende de tu voluntad y los objetivos que quieras lograr, además de acompañarla de otros instrumentos como el ahorro e inversión. Sin duda, aplicar alguno de estos once consejos tendrá un impacto positivo en tus finanzas personales.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *