fbpx
Saltar al contenido

Guía definitiva para empezar un negocio hoy mismo

    Guía definitiva sobre cómo empezar un negocio

    Si bien emprender es una idea atractiva, entender cómo empezar un negocio puede abrumar a muchas personas al no saber exactamente qué pasos hay que seguir para hacerlo. ¿Qué producto o servicio puedo vender? ¿Qué necesito para empezar? ¿Quiénes serán mis clientes? Todas las respuestas las encontrarás aquí. 

    Para comenzar a crear un negocio hay que seguir un proceso que va desde el desarrollo de la idea hasta el lanzamiento de tu producto; cada parte del mismo será esencial para asegurar el éxito de tu emprendimiento. Asimismo, tendrás que considerar aspectos como tu motivación y el objetivo, pues te servirán para mantenerte comprometido con tu idea y la misión de tu proyecto. 

    Sigue leyendo este artículo y aprende todo lo necesario para comenzar a crear tu propio negocio.

    ¿Por qué emprender un negocio? 

    Emprender un negocio es una excelente opción porque te permite crear y desarrollar una idea que te apasiona; es una manera de crear una fuente de ingresos o de cubrir alguna necesidad existente en la sociedad. Asimismo, a través del emprendimiento se encuentran soluciones innovadoras a las problemáticas del mundo y es una gran alternativa para crear un servicio o un producto. 

    Con tu negocio tendrás la oportunidad de satisfacer las necesidades de tus clientes, de dar empleos y de ofrecer algo único que creaste. Aunque la realidad es que la motivación detrás de la concepción de un negocio debe ser algo personal: algunos emprenden porque disfrutan de fundar negocios, algunos porque quieren cambiar el mundo, otros porque quieren vivir de lo que les apasiona y algunos son movidos por la necesidad de tener un ingreso al quedarse sin empleo.

    Según el último reporte de Monitor Global de Emprendimiento (en inglés, Global Entrepreneurship Monitor, GEM), publicado en febrero de 2022, emprender es “Un motor esencial para la salud y la riqueza de una sociedad. Es también un motor formidable para el crecimiento económico. Promueve la innovación esencial requerida no solo para explorar nuevas oportunidades, promover la proactividad, y crear empleos, sino también para abordar algunos de los retos más grandes de la sociedad, como lo son los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU o el impacto económico provocado por la pandemia ocasionada por el Covid-19”.

    ¿Qué se necesita para empezar un negocio? 

    Si tuviera que resumir lo necesario para emprender un negocio me centraría en cuatro aspectos elementales:

    • Ahorrar dinero suficiente para invertir en un negocio.
    • Tener un servicio o producto para vender. 
    • Contar con un lugar para operar. 
    • Constituir legalmente la empresa.

    Si bien es cierto que necesitarás seguir los diez pasos que te comparto más adelante, lo que es estrictamente necesario y esencial es lo anterior. No puedes empezar un negocio sin cumplir con estos requisitos. 

    ¿Cómo empezar un negocio desde cero? 

    Empezar un negocio desde cero requerirá de mucho compromiso de tu parte, pues deberás desarrollar cada uno de los aspectos referidos a la operación y administración. Lo fundamental es que partas de una idea y posteriormente desarrolles tu producto o servicio. 

    Existe algo conocido como validación de idea de negocio, lo cual es una metodología que te ayudará a conocer el posible éxito comercial de tu idea en el mercado sin invertir mucho dinero. 

    Ten en mente este concepto, pues es una de las mejores herramientas al iniciar un negocio desde cero, te ahorrarás muchos errores y dinero al hacerlo utilizando este método. En los pasos para empezar un negocio profundizaré más sobre este aspecto. 

    ¿Dónde puedo registrar mi compañía? 

    Para registrar tu compañía deberás acudir a las dependencias gubernamentales correspondientes al país donde vives; lo más probable es que tengas que constituir tu empresa legalmente con el fin de poder operar y que registres tu marca o nombre comercial.

    Los requisitos varían de negocio a negocio, pues algunos requieren de más permisos que otros dependiendo del producto o servicio que vayas a comercializar. Por lo tanto, acércate a la dependencia de gobierno respectiva y consúltalos sobre todo lo necesario. De no hacerlo correrás riesgos de multas o incluso clausura de tu negocio. 

    Pasos para empezar un negocio 

    Cómo empezar a crear un negocio requiere de seguir ciertos pasos que te permitirán desarrollar tu idea con todo lo necesario para operar. Además de todo lo que te voy a explicar, te sugiero que trabajes el aspecto mental relacionado al emprendimiento: motivación, dedicación, resiliencia y compromiso. Estos serán los motores que te harán seguir trabajando arduamente por tu idea de negocio.

    Sigue leyendo a fin de conocer las claves para empezar un negocio y los diez pasos necesarios:

    1. Piensa una idea de negocio

    El primer paso sobre cómo emprender un negocio propio es pensar en un problema que quieras resolver o una necesidad que desees cubrir. Muchas veces las ideas surgen de pronto, en momentos difíciles o en ocasiones en las que te das cuenta de que tienes un talento que puedes monetizar. 

    No hay un momento o escenario preciso que defina de dónde surgen o cómo surgen las ideas de negocios; muchas veces algunas personas se inspiran en otras ideas que ya existen. Lo importante es no limitarte solo a  crear una idea totalmente nueva y única, tampoco en pensar un producto milagroso casi imposible de desarrollar. Tu idea debe ser realista e innovadora, al menos lo suficiente para contar con una ventaja competitiva.

    También te recomiendo que estés abierto a realizar cambios en tu idea de negocio, pues mientras la vayas desarrollando podrás notar que quizá es otro el mercado que podrías atender. 

    2. Define un modelo de negocios

    El modelo de negocios es una de las partes más importantes, pues de esta forma definirás cómo hace dinero tu empresa. No solo se trata de vender, sino de las características específicas para hacerlo. 

    Estos son algunos de los modelos de negocios más conocidos:

    Suscripción 

    Son modelos como los que utilizan los servicios de streaming (Netflix, Disney +, HBO MAX) en los cuales haces un pago automático cada mes para utilizarlos. Otros ejemplos son algunos servicios de comida para mascotas o productos de afeitado para hombres, los cuales también hacen envíos cada mes a través del pago de una suscripción. 

    Si tu producto o servicio tiene alguna tendencia a usarse con cierta frecuencia, considera este modelo de negocios. 

    Freemium

    Este modelo de negocios es el que utilizan aplicaciones, softwares u otros servicios que te permiten acceder a ellos de manera gratuita; sin embargo, limitan algunas de las funcionalidades que ofrecen, las cuales solo están disponibles una vez pases por caja. Un ejemplo es Spotify, un servicio gratuito para escuchar música pero con anuncios publicitarios, los cuales desaparecen una vez pagas la mensualidad, además de contar con otras funcionalidades.  

    El objetivo es ofrecer el servicio gratuito como gancho para atraer clientes potenciales y dar una oportunidad de probar su funcionamiento. Tenlo en mente en caso de que tu servicio pueda ser útil gratuitamente sin ofrecer cada una de sus características, y que, tenga una forma de ofrecer un servicio completo al pagar. 

    E-commerce 

    Crear una tienda virtual es uno de los modelos de negocios más usados en los últimos años, ya que puedes exponer tu tienda a un público mucho más amplio. Todo consiste en crear tu tienda en una página web o alguna plataforma que ofrezca este servicio como Shopify y comenzar a vender a través de internet.

    Franquicia 

    Existen negocios que ya han creado todo lo necesario para operar: marca, diseños, producto o servicio, procesos, etc., y posteriormente venden los derechos de su marca a otras personas a cambio de una regalía. Marcas como Domino’s Pizza y Subway operan de esta forma, ofreciendo todo su conocimiento a cambio de que otros operen sus negocios.

    Es una excelente opción si quieres omitir muchos de los pasos en la creación de un negocio y solo dedicarte a invertir y operar. 

    Bajo demanda

    A través de este modelo de negocios, el cliente recibe el servicio o producto cuando lo necesita. Empresas como Rappi o Uber entran en esta categoría y operan como intermediarios entre clientes y consumidores. 

    Por otro lado, también existen tiendas que operan bajo demanda, en este caso, son las no poseen un inventario de productos terminados y solo producen el producto una vez que el cliente ha pagado por él.  

    Publicidad

    Los negocios que operan usando a la publicidad como su medio de sustento son generalmente servicios gratuitos que te permiten interactuar con su contenido a cambio de mostrarte anuncios publicitarios. Instagram, Facebook y YouTube son algunas de las empresas que operan de esta manera. 

    Si tu intención es usar un modelo así, ten en cuenta que deberás contar una audiencia lo suficientemente grande como para que las marcas se interesen en contratar tus servicios y mostrar su publicidad. 

    Distribuidor 

    Las empresas que utilizan este modelo de negocios son aquellas que cuentan con un producto y se encargan de distribuirlo a través de distintos puntos de venta; ellos no le venden directamente al consumidor final, sino que, utilizan intermediarios para realizar la venta. Empresas como Coca-Cola o Avon operan de esta manera. 

    Este modelo es una gran opción si quieres producir en grandes cantidades algún producto y deseas tercerizar la operación de venta al consumidor final. 

    Fabricante

    Es muy común que existan fábricas de colchones, automóviles, ropa y otros objetos, estas se encargan de crear productos y posteriormente lo venden a otros negocios que únicamente colocan sus marcas en ellos.

    Retailer 

    Dentro de este modelo se encuentran las empresas que venden una gran variedad de productos en sus establecimientos; son el punto de venta entre el producto y el consumidor final. Empresas como Walmart de esta manera. 

    3. Crea un prototipo de producto o servicio

    Antes de invertir todo tu dinero en tu negocio, es decir, comprar materia prima, rentar un local o hacer un gasto importante relacionado a él, es recomendable que crees un prototipo de tu producto o servicio con la mínima cantidad de dinero posible. Esto te será útil para demostrar que es algo que se puede hacer o que existe cierta demanda en el mercado para él. 

    Tu prototipo no tiene que ser muy complejo, puede ser incluso un dibujo o una maqueta con materiales baratos. El punto es crear algo atractivo y que puedas asegurar que existe interés de las personas por él. 

    Por ejemplo, si quisieras crear una aplicación para smartphones, antes de invertir todo tu dinero en el desarrollo, podrías simplemente dibujar cada una de las pantallas y menús con las que estará compuesta, el proceso a seguir y la funcionalidad que tendrá. Posteriormente, puedes usar un software gratuito y crear un prototipo funcional que puedas probar. 

    El prototipo dependerá totalmente de tu idea de negocio y aquí jugará un papel importante tu creatividad. 

    4. Valida tu idea de negocio

    Esto se relaciona con el punto anterior. Validar una idea de negocio es el proceso por el cual comprobarás que existe un problema que tu producto o servicio pueda resolver y que hay demanda por este.

    Este paso es importante porque es una forma de invertir la menor cantidad de dinero posible con el fin de probar que lo que vas a ofrecer se puede vender. De esta manera evitarás un escenario en el que crees toda la estructura de tu negocio y el producto para darte cuenta de que nadie realmente lo necesitaba. 

    Existen muchas formas de validar tu idea de negocio; sin embargo, una de las más usadas es la de hacer una preventa. 

    Lo que se hace es crear una página web atractiva que muestre únicamente el prototipo de tu producto: aquí debes hablar de sus funciones, sus características especiales y cómo resolverá el problema que tienen tus clientes potenciales. Ten en cuenta que, en este punto no tienes un producto terminado, pues será que a través de la preventa obtendrás los fondos necesarios para desarrollarlo. Existen opciones como Kickstarter o Indiegogo que te serán de gran ayuda para recolectar dinero. 

    Es muy importante que tengas la certeza de que tu producto puede desarrollarse, porque de lo contrario será imposible cumplirle a los clientes a los cuales ya les has prometido algo. Por esta razón, en la información sobre prototipo debes establecer los costos reales que tendrías que incurrir al crear tu producto, así podrás definir el precio y el proceso de elaboración. 

    5. Haz un plan financiero

    Saber cuánto dinero se necesita para iniciar un negocio es uno de los pasos esenciales para tener éxito. Nunca dejes de lado la administración y la planeación financiera, pues será muy útil para entender si monetariamente estás teniendo éxito o no; asimismo, te dará una perspectiva de cuánto capital necesitas para comenzar tus operaciones. 

    Sé lo más detallado posible sobre cada uno de los aspectos necesarios para tu negocio, considera servicios como la luz, agua, renta e Internet, esto en caso de que rentes un local o una oficina; asimismo, ten en cuenta el pago de lo salarios de tus empleados y cada uno de los costos y gastos involucrados para llevar a cabo tu producto o servicio.

    6. Identifica las posiciones clave

    Define qué tipos de empleados son estrictamente necesarios para tu negocio; si bien, en el escenario ideal contrataríamos a todas las personas posibles para tener éxito, esto en la mayoría de los casos no es realista o posible. 

    Emprender involucra una inversión de tiempo y dinero y estos recursos hay que utilizarlos de la manera más óptima posible. Por esta razón, considera solo aquellas posiciones fundamentales para que tu negocio pueda operar. 

    Por ejemplo, si hablamos de un restaurante, un chef o cocinero es imprescindible para este tipo de negocio. Para una agencia de marketing podría ser esencial un diseñador y un publicista, o para la creación de un software un programador. Claro que, tampoco consideres únicamente lo que podría resultar obvio, sino que, otro tipo de posiciones que podrías cubrir contratando a terceros, como despachos para tratar temas contables. 

    De acuerdo a lo que proyectaste en tu plan financiero, considera cuánto dinero necesitarías para esas posiciones clave. Sé realista y objetivo sobre lo que es necesario, y si puedes asesorarte de alguien que haya emprendido un negocio similar, será más fácil saber cuáles son los empleados y posiciones que necesitas. 

    7. Define la estructura operativa de tu negocio

    Tu negocio debe tener una estructura de operación clara que todos puedan comprender; asimismo, las actividades de todos los empleados deben estar vinculadas con el fin de que todos trabajen en conjunto hacia un mismo objetivo. 

    Lo esencial en una estructura operativa es: 

    • Necesidades del cliente: tu negocio opera para satisfacer las necesidades de los clientes, por lo tanto, este aspecto debe ser comprendido por todos las personas que componen la organización.
    • Misión de la empresa: más allá de solo satisfacer las necesidades de los clientes, tu empresa debe tener una razón enfocada a mejorar continuamente el propósito de su existencia. 
    • Valor añadido o diferenciador: la razón por la que tu producto o servicio será elegido sobre el de la competencia se debe a que ofrece algo distinto; puede ser de mayor calidad, un servicio más rápido y eficiente, precio más económico sin perder calidad, o algo que te coloca como una mejor opción.
    • Procesos para crear el producto u ofrecer el servicio: debes tener un claro entendimiento de cada una de las actividades de las partes involucradas para poder ofrecer tu producto o servicio; asimismo, los pasos a seguir y la importancia que cada miembro de tu equipo tiene. Esto ayudará a que el proceso sea óptimo y certero. 

    8. Cumple con los permisos necesarios

    De acuerdo a la naturaleza de cada negocio y de las entidades regulatorias de cada país, tu negocio deberá contar con ciertos permisos o licencias que avalen el cumplimiento de las normativas para operar. 

    Asesórate en este aspecto con abogados o con las dependencias correspondientes de tu país; de esta forma conocerás todos los requisitos necesarios sobre cómo empezar una compañía legalmente constituida.

    9. Elabora tu producto o servicio

    Para comenzar a elaborar tu producto o servicio deberás contar con una lista de los distintos proveedores de los materiales y las herramientas que necesitas; en el caso de ciertos productos, puede que tengas que recurrir a empresas que se encarguen de fabricarlo.

    Algunos proveedores pueden desarrollar pruebas de tu producto, lo cual te será de gran utilidad para comprobar la calidad de lo que vas a solicitar. Asimismo, considera aspectos como el empaque y el embalaje en caso de que vayas a hacer envíos por correspondencia.

    En el caso de los servicios, establece un plan de acción que contemple: una página web con teléfonos de contacto o una estrategia para contactar clientes, el proceso de cotización de tus servicios y los softwares o materiales que necesitas para ofrecerlos.

    10. Comienza a vender

    Una vez que cuentes con todo lo anterior llega el momento de salir al mercado y comenzar a vender. Usa a tu favor las redes sociales y otros servicios gratuitos que te permitan promocionar tu negocio. Asimismo, elabora una estrategia de marketing digital y una de ventas con el fin de potenciar los ingresos. 

    Ya estás listo y conoces lo necesario sobre cómo iniciar un negocio. No obstante, ten en cuenta los siguientes aspectos y consejos que te explico a continuación.

    Aspectos a tomar en cuenta para iniciar un negocio

    Antes de empezar un negocio plantea bien tu objetivo o motivación, pues allí encontrarás la razón para trabajar cada día y que te permitirá superar algunos de los obstáculos que lleguen a presentarse. 

    Asimismo, ten en cuenta los siguientes aspectos.

    • ¿Qué solución ofrece a tus clientes tu servicio o producto? La respuesta debe ser muy clara y concisa. Esto te ayudará a explicar de manera sencilla qué hace tu negocio.
    • ¿Cuál es tu buyer persona? Es la persona a la que piensas ofrecer tu producto o servicio, el cual está hecho para satisfacer las necesidades de ese tipo de persona. 
    • ¿Qué ventajas tendrás en relación a la competencia? Recuerda que no necesariamente debes crear algo nuevo; una simple diferencia o un valor agregado en tu producto o servicio puede marcar una ventaja sobre la competencia.
    • ¿Cuánto dinero necesitas para empezar? Debes tener muy claro este aspecto, considera la cantidad mínima necesaria para comenzar tus operaciones. 
    • ¿Qué opciones hay disponibles para financiar tu proyecto? Desde un préstamo bancario, familiares o plataformas de cooperación colectiva (crowdfunding); investiga cada opción, sus ventajas y desventajas, y haz una elección objetiva sobre si es ideal para tus propósitos. 

    Consejos para empezar un negocio 

    Es una realidad que no hay un momento preciso para definir cuándo estás realmente listo para emprender y que no hay un camino exacto para saber cómo crear una compañía; sin embargo, cualquier decisión relacionada al uso de tu dinero debes tomarla de manera consciente, objetiva y realista. 

    Crear un negocio es un camino apasionante; no obstante, no comprometas tu salud financiera y toma una decisión responsable al respecto. Estos pasos que te brindo te serán de mucha utilidad y serán tu guía a través de tu emprendimiento. 

    Uno de los tips para empezar un negocio que más le doy a mis estudiantes es el de contar con unas finanzas personales sanas antes de hacerlo; tú eres el reflejo de tu negocio y el desarrollar buenos hábitos te permitirá trasladarlos a tu emprendimiento. 

    Por esta razón, te invito a formar parte de mi diplomado de Finanzas Personales Para No Financieros, en el que aprenderás los cinco pasos para controlar tu dinero y mejorar tu situación económica actual. ¡Asegura el éxito de tu negocio a través de tu relación con el dinero!

    Preguntas clave

    ¿Qué tipos de negocios se pueden iniciar desde casa?

    Cómo comenzar un negocio desde casa es una de las opciones más consideradas debido a la comodidad que conlleva. Estos son algunos de los tipos de negocios que puedes iniciar de casa:

    • Crear un blog
    • Crear una tienda en línea
    • Vender cursos de algún talento que tengas
    • Ofrecer servicios de consultoría. 
    • Creación de contenido. 
    • Hacer trading.

    ¿Cómo emprender un negocio en casa?

    Lo más importante para iniciar un negocio en casa es contar con una computadora, una buena conexión a Internet y desarrollar una página web atractiva. Sobre esto último, existen muchos servicios de internet como Shopify donde únicamente eliges una plantilla, cargas los productos y servicios que ofreces y listo, puedes comenzar a vender. También puedes probar otras como UpWork o Fiverr.

    Recuerda cumplir con los requisitos legales para poder operar, los cuales se definen de acuerdo a la naturaleza de tu negocio. 

    ¿Cuáles son los negocios más rentables en la actualidad?

    Los negocios más rentables son aquellos que producen más dinero en términos de precio de venta contra costo y gastos; por esta razón, ofrecer servicios a través de Internet y vender algún servicio digital son opciones altamente rentables, pues no necesitan de un inventario y los gastos son solo los relacionados a la conexión de Internet y servicio de electricidad. 

    Asimismo, un negocio digital tiene la posibilidad de atender a un mercado más amplio, sea nacional o internacional. 

    ¿Cuánto dinero se necesita para empezar un negocio? 

    Este factor varía dependiendo del negocio; aquellos que requieren de un local o de equipo de oficina tienden a ser más costosos, también negocios como fábricas requerirán de altos niveles de inversión. Por lo tanto, no hay una cantidad precisa de inversión para empezar un negocio, lo que debes hacer es considerar cada uno de los costos y gastos relacionados a tu negocio.

    Procura consultar a un analista financiero para tener un dato más preciso, o simplemente haz un detalle exacto de todos los gastos y costos que necesitas cubrir para operar. 

    Ten en mente datos como el retorno de inversión, pues será el tiempo que tardarás en recuperar el capital invertido. Por lo tanto, define correctamente el precio de venta de tu producto o servicio.

    ¿Cómo empezar un negocio con poco dinero?

    Para empezar un negocio con poco dinero deberás hacer uso de herramientas gratuitas o de bajo costo que estén a tu alcance. Por ejemplo, las redes sociales son un medio gratuito que puedes usar para promocionar algún servicio con los conocimientos que tienes. 

    Uno de los negocios que menos dinero requiere es la creación de un blog; lo único que necesitas es una página y escribir sobre algún tema que te interese. Posteriormente, después de trabajar arduamente y tener suficiente flujo de visitas, puedes comenzar a ofrecer espacios de publicidad o hacer marketing de afiliados, el cual consiste en recomendar productos o servicios y ganar una comisión por hacerlo. 

    Lo importante al crear un negocio con poco dinero es que tengas en cuenta las herramientas, habilidades y recursos a tu disposición.

    ¿Cómo conseguir un préstamo para iniciar un negocio?

    Para conseguir un préstamo los bancos u otras entidades financieras revisarán tu historial crediticio, es decir, cómo te has comportado anteriormente con otros créditos (préstamos o tarjetas de crédito). Asimismo, considerarán tu situación financiera con el fin de asegurar que serás lo suficientemente solvente como para pagar tu deuda. 

    Revisa las condiciones de los préstamos disponibles en tu país, posteriormente acércate a la institución financiera que ofrece el que más se ajusta a tus necesidades y ellos te darán los requisitos que debes cumplir para recibir un préstamo.

    No obstante, antes de considerar un préstamo, haz una proyección de las necesidades financieras y situación futura que tendrá tu negocio, con el fin de asegurar que sea estrictamente necesario adquirirlo y que serás capaz de pagarlo. 

    ¿Cómo empezar a administrar un negocio?

    Para empezar a administrar un negocio es necesario contar con toda la información contable y financiera; asimismo, tener un claro conocimiento de cada una de las personas y los procesos que lo forman. Para esto, debes tener mucha organización y compromiso con cada aspecto que sucede en tu emprendimiento. 

    Existen algunos programas o aplicaciones como Quickbooks que te serán de gran utilidad para administrar; investiga cada opción disponible en el mercado y elige la que más se adapte a tus necesidades. Es esencial que tengas un detalle diario de tus ingresos, costos y gastos; esto te permitirá actuar a tiempo en caso de que financieramente no te esté yendo tan bien. 

    ¿Qué es bueno vender para empezar un negocio?

    Esto dependerá de conocer la oferta y la demanda de un producto; por ejemplo, vender helados en temporadas de calor es una  buena oportunidad. Por lo tanto, dependerá de las circunstancias de tu país, del lugar donde vivas y de las necesidades que tengan las personas. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *