fbpx
Saltar al contenido

Ciclos de mercado: ¡descubre qué son y las 4 fases que debes conocer!

    Ciclos de mercado

    Los cuatro ciclos de mercado pueden ayudarte a encontrar grandes oportunidades de inversión y por esto, conocerlos te dará una ventaja competitiva en tu operativa.

    Como inversionista, te vas a enfrentar a diferentes momentos en los que la economía te pondrá a prueba. Por ejemplo, coyunturas de expansión, consolidación, contracción y recesión. Habrá etapas de crecimiento donde los precios aumentarán, otros en los que bajarán. Sobre esto te hablaré en esta ocasión.

    Sigue leyendo y descubre qué son los ciclos de mercado y cuáles son sus cuatro fases.

    ¿Qué son los ciclos de mercado?

    En la economía, existen los ciclos económicos, estos son los comportamientos que toman los mercados en un periodo de tiempo determinado, por ejemplo, hay periodos de expansión monetaria, recesión o consolidación. Por lo tanto, los ciclos de mercado existen porque hay ciclos en la economía.

    Los ciclos de mercado son las tendencias o patrones que determinan el movimiento y precio de los activos financieros. Estas tendencias se forman en un periodo de tiempo y se representan entre dos puntos de precio, uno máximo y mínimo. Por lo tanto, el precio de un activo se mueve por medio de los ciclos de mercado, los cuales pueden ser alcistas, bajistas o consolidados.

    La duración de los ciclos de mercado depende del instrumento financiero que comercialices y del periodo de tiempo que lo operes, por ejemplo, los traders pueden operar en minutos, horas o días. Mientras que los inversionistas del largo plazo pueden tener contemplando ciclos de mercado de meses o años. También, va de acuerdo al estado de la economía.

    Por lo general, las razones por las que se mueven los ciclos de mercado son factores macroeconómicos como recesiones, coyunturas inflacionarias, aumentos en las tasas de interés, periodos de crecimiento y auge económico. Por ejemplo, una época de expansión monetaria puede derivar en crecimiento económico, por ende, tendencias alcistas y aumento de compradores, mientras tanto, en una recesión, suele haber tendencias bajistas y aumentan los vendedores.

    Cuatro fases de los ciclos de mercado:

    Ya sea cualquier mercado o activo financiero que operes, todos los mercados presentan las mismas características y fases de los ciclos de mercado. Esto quiere decir que suben, se consolidan y bajan, una vez terminan las etapas, inicia un nuevo ciclo.

    Si te gustaría aprender a detectar y manejar las tendencias del mercado, puedes empezar por el curso gratuito en acciones de The Investor U donde aprenderás a identificar cada uno de estos ciclos de mercado. Estas son las cuatro fases de los ciclos de mercado:

    Expansión y recuperación

    Por lo general, este es el inicio de un ciclo, se da después de una recesión o contracción económica, en este momento, los estados comienzas a generar una política económica expansiva, esto quiere decir que se aumenta el gasto público, se bajan las tasas de interés y se incentivan a los empresarios a aumentar la inversión. Por lo tanto, la economía comienza a crecer y las empresas a recuperar sus rentabilidades.

    Mientras tanto, los precios en las acciones comienzan a subir debido al aumento en los compradores, por lo que la tendencia alcista empujará los precios. Cada vez más habrá mínimos más altos. Los inversores entrarán con un sentimiento de euforia y serán más arriesgados. Además, en este ciclo suele haber más beneficios en el corto plazo.

    Este ciclo es un buen momento para invertir en acciones e instrumentos de renta variable, debido a que el riesgo suele reducirse. También, debido a la reducción en las tasas de interés. Los bonos también pueden ser una buena opción.

    Pico y consolidación

    Este ciclo es el fin de la tendencia alcista y la expansión monetaria. Aunque bajan las políticas de crecimiento, la demanda sigue aumentando, sin embargo, inicia una fase de contracción, ya que los inversionistas no quieren seguir comprando activos de alto valor, lo que repercute en un equilibrio entre compradores y vendedores.

    Así que los precios se estabilizan y se comienza a tornar una tendencia de forma lateral, por lo que no suele haber casi nuevos máximos. Los precios se mantendrán encerrados en un periodo de tiempo.

    En este ciclo suele haber un periodo de tiempo donde hay más tranquilidad y estabilidad en los precios de los activos. Sigue siendo una buena oportunidad para operar con acciones, aunque debes tener cuidado con algunos valores, pueden estar sobrevalorados. En este periodo, comienzan a sonar alarmas sobre la inflación.

    Contracción

    Algunas de las características en este periodo es que los datos de inflación comienzan a aumentar, el crecimiento a desacelerarse, al igual que el consumo y los datos de empleo. El mercado de valores deja de ser estable y pasa a ser más volátil. El mercado deja la política expansiva y las tasas de interés comienzan a subir.

    Los inversionistas comienzan a vender sus posiciones para buscar mejor rentabilidad. Sin embargo, el sentimiento del mercado comienza a ser bajista. Por lo tanto, los precios comienzan a caer. Aunque los valores de las compañías fuertes siguen estables, los de las empresas más débiles pueden depreciarse. Los valores de renta fija comienzan a ser más deseados.

    Mercado bajista y recesión

    Después de un gran auge económico suele haber una recesión. La inflación y las tasas de interés son altas, el crecimiento no es expansivo, incluso, muchas economías pueden decrecer. Las empresas desaceleran el crecimiento y la inversión suele ser baja. Se consolida una tendencia bajista o un bear market, además, puede haber mayor cantidad de vendedores, que de compradores.

    Debido a la caída en el precio de las acciones, pueden aumentar las oportunidades de compra en el mediano y largo plazo, además, de comercializar a precios económicos. Esta es la fase final en los ciclos de mercado y se da el inicio a la expansión y recuperación.

    ¿Cuál es el mejor momento para invertir en los ciclos de mercado?

    Como ya te pudiste dar cuenta, en todos los ciclos de mercado hay oportunidades de invertir; sin embargo, si se buscan mejores momentos, en la etapa de expansión y recuperación suelen ser las mejores oportunidades dadas las políticas expansionistas, las probabilidades de crecimiento y el optimismo que se da en el mercado de valores. También, invertir en empresas de crecimiento como valores tecnológicos y bancarios puede ser una buena opción.

    Una tendencia bajista y de recesión es una oportunidad para comprar valores económicos debido a la bajada en los precios de las acciones. Además, se puede invertir en empresas defensivas o sectores de servicios. Cualquier ciclo es un buen momento para invertir, solo debes buscar la oportunidad y las acciones adecuadas.

    Los ciclos de mercado son las etapas por las que atraviesa el precio de una acción, son momentos inevitables los cuales debemos afrontar como inversionista. No importa la etapa, siempre habrá momentos de compra, venta y buscar rentabilidad, solo debes tener las herramientas adecuadas para hacerlo de forma correcta.

    De las oportunidades en momentos de expansión, consolidación y recesión; y cómo puedes invertir en estos momentos de forma adecuada te hablaré en el diplomado de inversión de acciones en la bolsa de valores de The Investor U.