fbpx
Saltar al contenido

2 indicadores que te ayudarán a calcular la rentabilidad de una inversión

    rentabilidad de una inversión

    La rentabilidad de una inversión es un cálculo que te ayudará a entender el beneficio futuro de los instrumentos financieros en los que inviertas.

    Además, te puede ayudar a determinar la solvencia y viabilidad de una inversión si aprendes a calcular la rentabilidad de acuerdo al activo financiero que esperas tener un ingreso.

    Sigue leyendo y aprende qué es la rentabilidad de una inversión, por qué es importante y cómo puedes calcularla con dos métodos.

    ¿Qué es la rentabilidad de una inversión?

    La rentabilidad de una inversión es el beneficio obtenido tras realizar una inversión inicial en un periodo de tiempo determinado. Es una comparación entre la inversión del capital inicial con las ganancias netas generadas.

    Aunque hay diferentes medidas para conocer los beneficios de una inversión, la rentabilidad es uno de los indicadores más cruciales para medir la capacidad de generar beneficios de una inversión en el corto, mediano o largo plazo. Por lo general, la rentabilidad de una inversión se calcula con ratios financieros y se mide como porcentaje.

    Hay diferentes proyectos o instrumentos en los que se puede medir la rentabilidad de una inversión, puedes hacerlo por medio de un emprendimiento, acciones o criptomonedas.

    De esta manera se compone la rentabilidad de una inversión: 

    • Ganancias de capital: Las ganancias se obtienen cuando se efectúa la venta de un activo financiero como acciones, bonos, papeles comerciales, leasing o cualquier activo contable. En este caso, la rentabilidad se obtiene de la variación del precio del valor liquidado y el valor con el que se compró.
    • Intereses: Es la capacidad que tiene un activo financiero de generar utilidad en un periodo de tiempo determinado. Estos activos son los más comunes, pueden ser cuentas de ahorro o bonos.
    • Dividendos: Los dividendos son los beneficios que recibe un accionista por las utilidades generadas por una empresa. Para obtener dividendos, debes ser accionista de una empresa y contar con acciones ordinarias, esto quiere decir, que debes tener derechos económicos para obtener dividendos.

    Debes tener en cuenta todos estos componentes a la hora de evaluar la rentabilidad de una inversión.   

    ¿Por qué es importante conocer la rentabilidad de una inversión?

    Ten presente que, cuando vas a invertir, debes hacerlo en busca de obtener un beneficio en el futuro, en cualquiera que sea la inversión, ya sea construir un pequeño negocio o comprar un activo financiero con la esperanza de que su precio aumente en el futuro.

    Por lo general, una inversión suele ser volátil, esto quiere decir que puede atravesar por momentos donde el flujo se vea afectado por pérdidas, utilidades o vaya al ritmo de una media. Es por eso que es fundamental que sepas cuál es la rentabilidad de una inversión. Para saber si, pese a las adversidades que puede afrontar, vas a obtener un beneficio en el futuro.

    Por el contrario, si estás teniendo una pérdida acelerada de capital, debes tener el conocimiento para saber en qué momento cambiar de estrategia para obtener rentabilidad en tu inversión.

    Además, en los activos financieros como las acciones, la rentabilidad financiera se utiliza para evaluar la solidez y la capacidad de hacer dinero de una compañía para obtener beneficios futuros.

    ¿Quieres saber más sobre las acciones? Puedes realizar el curso gratuito de The Investor U para conocer todo lo básico sobre uno de los activos financieros más rentables.

    ¿Cómo se calcula la rentabilidad de una inversión?

    Para que puedas calcular la rentabilidad de cualquier inversión o activo financiero, te comparto las dos formas más comunes:

    Tasa interna de retorno (TIR)

    Con este método podrás evaluar cualquier actividad que te haga ganar dinero en un periodo de tiempo determinado, pues, tiene en cuenta la valorización del dinero invertido a lo largo del tiempo con base en el capital inicial. Tendrás que dividir el beneficio total entre la inversión inicial.

    Ten en cuenta que, en los beneficios totales, se encuentran intereses, dividendos y ganancias por ventas. Además, la rentabilidad se suele expresar en porcentaje, es por eso que debes multiplicarlo por 100.

    (Valor actual de la inversión – Valor inicial de la inversión) / Valor inicial de la inversión * 100

    Por ejemplo, tenemos una acción que compramos a $50 dólares y, cinco años después, tiene un precio de $170 dólares; por lo tanto, tuvimos una rentabilidad del 240 %.

    TIR= ($170 – $50) / 50 * 100 = 240

    Retorno sobre activos propios (ROE)

    Para medir la rentabilidad de un activo financiero como las acciones, uno de los indicadores más útiles es el ROE. Este indicador financiero mide la capacidad de una empresa de generar resultados en función de su propio capital o recursos propios.

    Para calcularlo debes dividir las ganancias netas entre el valor de su patrimonio, estos datos los encuentras en los estados financieros de una empresa.

    ROE = (Ganancias netas / Patrimonio)

    Para que te quede más claro, te lo voy a explicar con el siguiente ejemplo:

    Imagina que una empresa reporta ganancias por $1’000.000 y tiene un patrimonio de $12.000.000, por lo tanto, el retorno será del 0,8 %.

    ROE= ($1,000.000/ $12.000.000) = 0,8 %.

    Como ya viste, en toda actividad que esperamos obtener un beneficio en el futuro, ya sea con un negocio, o con un activo financiero, necesitamos conocer la rentabilidad para saber cuál es el beneficio que estamos recibiendo en un periodo de tiempo con base en nuestro capital inicial.

    Hay cierta variedad de indicadores financieros que te pueden ayudar a calcular la rentabilidad con base en el activo financiero en el que hayas invertido. Te enseñaré a utilizarlos en el diplomado en inversión de acciones en la bolsa de valores de The Investor U para que puedas aprender todo lo que necesitas para ser un inversionista profesional.