fbpx
Saltar al contenido

5 estrategias de inversión que puedes aplicar

    Tipos de inversión que debes conocer

    Conocer las distintas estrategias de inversión que existen será de gran ayuda para mejorar tu rendimiento al operar en la bolsa de valores. Estas te guiarán en tu actividad como inversionista. 

    Existen estrategias que implican más riesgo, las que se enfocan en el corto o largo plazo y las que basan sus decisiones de inversión en distintos tipos de análisis. Elegir una dependerá de tu situación actual y de tus objetivos como inversionista y precisamente en este artículo te enseñaré todo el respecto para que puedas elegir la mejor opción.   

    Sigue leyendo y conoce los distintos tipos de estrategias que existen, cómo elegir la mejor para ti y algunos consejos para aprovechar al máximo tu estrategia. 

    ¿Qué es una estrategia de inversión? 

    Una estrategia de inversión es un plan paso a paso que realizas para determinar cómo llevarás a cabo tu actuación en el mercado a fin de obtener rentabilidad, cuáles serán los objetivos, los instrumentos financieros que utilizarás y el tiempo estimado que tardarás en hacerla.

    El objetivo es emplear correctamente tu capital, ya que sin una estrategia corres el riesgo de perder tu dinero. 

    Si bien cualquier persona puede invertir, es clave que tenga los conocimientos necesarios para evitar decisiones que afecten su economía. Como explico en mi diplomado Finanzas Personales Para No Financieros, el 80 % de la población mundial sufre de problemas económicos de algún tipo al no tener formación en esta área; por ello, antes de invertir, debes aprender a tomar decisiones inteligentes.

    Las estrategias de inversión son flexibles, esto quiere decir que tienen la ventaja de poder adaptarse a tu tolerancia de riesgo, estilo de inversión, plazo de tus objetivos financieros y la cantidad de capital que tienes disponible. Asimismo, podrás realizar cambios o mejoras para hacer que funcione mejor a la par de tus necesidades económicas.  

    Tipos de estrategias de inversión 

    Existen distintas estrategias para invertir en la bolsa, algunas se centran en utilizar herramientas como el análisis técnico o el fundamental. Otras en mantener activos durante más tiempo con la esperanza de que su valor aumente. 

    Aquí te comparto algunos de los tipos de estrategias más conocidos: 

    1. Inversión de crecimiento 

    Para aplicar este tipo de inversión  debes sustentar tus decisiones utilizando el análisis fundamental. Por lo tanto, es necesario que analices los estados financieros: balance general, estado de resultados y estado de flujos de efectivo de la compañía de la que te interesa comprar acciones. Tu objetivo debe ser encontrar factores que demuestren posible crecimiento en los próximos años. 

    Este tipo de estrategia es considerada de largo plazo, pues estarás a la expectativa de que la empresa detrás de la acción que compraste tenga un crecimiento sostenido con el paso del tiempo. 

    2. Inversión activa

    Usar una estrategia de inversión activa implica que uses el análisis técnico, es decir, que estudies esa acción del mercado en la cual quieres invertir interpretando gráficos,  esto te ayudará a identificar tendencias y patrones en su precio.

    Se considera activa porque no hay un plazo definido para tus inversiones, esto quiere decir que constantemente buscarás oportunidades de compra y venta para obtener rentabilidad. Por lo tanto, puede que tus operaciones duren desde minutos hasta un par de meses. 

    3. Value investing

    La estrategia de value investing consiste en operar con acciones que cotizan a un precio menor que su valor real, por lo tanto, tu objetivo sería buscar acciones infravaloradas por inversores y el mercado en general. 

    La finalidad es aprovechar el coste tan bajo y esperar a que el valor se incremente en un futuro, por lo que es clave hacer un análisis financiero antes de invertir para verificar si esto será posible.

    En The Investor U contamos con un Diplomado Profesional de Inversión en Acciones en el que aprenderás a utilizar esta metodología para que crees un portafolio con ingresos diversificados.  

    4. Comprar y mantener

    El propósito es  comprar una acción y esperar a que con el paso del tiempo incremente su valor. Se centra en la creencia de que las oportunidades del mercado se producen gracias al transcurrir del tiempo y no por encontrarlas en el momento preciso. 

    Por lo tanto, tu objetivo será encontrar acciones con potencial de crecimiento a largo plazo, adquirirlas y esperar a que incrementen su valor con el paso del tiempo. Es conveniente para aquellos inversionistas que no desean operar por largos períodos de tiempo  y que buscan minimizar el pago de comisiones. Es diferente a value investing porque no estás necesariamente buscando acciones infravaloradas, sino aquellas con las que, a través de un análisis fundamental, puedas pronosticar un crecimiento en su valor. 

    5. Costo promedio

    Esta estrategia consiste en invertir una cantidad de dinero en acciones cada cierto tiempo. Es decir que, debes elegir cierto número de acciones e invertir en ellas constantemente. El objetivo es que establezcas una cantidad de dinero y un período para aplicar tus inversiones de forma recurrente. Por ejemplo, invertir cada mes una cantidad de dinero en las mismas acciones.

    Lo que se logra con esta estrategia es comprar acciones cada vez que sus precios varíen, por lo tanto, puede que compres cuando el precio sea alto o cuando sea bajo; logrando así que a largo plazo el costo promedio reduzca los riesgos de volatilidad e incremente la rentabilidad. 

    Imagina que tienes disponibles $20,000 dólares para invertir y te interesa comprar una acción con un precio de $10 dólares. Si inviertes esa cantidad en ese momento comprarías un total de 2,000 acciones. Ahora, si aplicas la estrategia de costo promedio debes distribuir tu capital. Por lo tanto, imagina que esos $20,000 dólares los divides en cuatro meses. Tendrías un total de $5,000 dólares para cada mes. 

    Debido a que el precio de una acción cambia constantemente, comprarías tus acciones de cada mes a un precio distinto resultando en algo así: 

    Primer mes: Inviertes $5,000 y el precio de la acción es de $10, por lo tanto compras 500 acciones. 

    Segundo mes: Inviertes $5,000 y el precio de la acción es de $8, por lo tanto compras 625 acciones.

    Tercer mes: Inviertes $5,000 y el precio de la acción es de $11, por lo tanto compras 454.5 acciones. 

    Cuarto mes: Inviertes $5,000 y el precio de la acción es de $8.5, por lo tanto compras 588.2 acciones.

    Al final de este periodo, tendrías un total de 2167.7 acciones, 117 más que las 2000 si  hubieras comprado en el primer mes con todo tu capital. 

    ¿Cómo elegir la estrategia de inversión más adecuada? 

    Para elegir la mejor estrategia de inversión tienes que ser consciente de tu situación financiera actual. Entender tus ingresos y gastos te permitirá saber qué cantidad de dinero puedes destinar a invertir. 

    De igual manera, deberás tener en cuenta lo siguiente: 

    • Metas financieras: definir metas te permitirá tener un objetivo claro sobre tu razón para invertir. Estas deben ser específicas, medibles, alcanzables, realistas y con un periodo definido.  
    • Capital disponible: la cantidad de dinero que puedas dedicar a tus inversiones tiene que ser el resultante de restarle todos tus gastos a tu ingreso total. Este capital debe ser uno que puedas darte el lujo de perder sin afectar tu salud financiera. 
    • Experiencia invirtiendo: considerar los conocimientos que tengas con respecto al operar en los mercados para saber cuál se adapta mejor a ti. Por ejemplo, si utilizas comúnmente el análisis fundamental, te resultará más complejo aplicar una estrategia basada en análisis técnico. 
    • Tolerancia al riesgo: en los mercados financieros a mayor riesgo, hay más posibilidad de ganancia; sin embargo, esto implica que estés más propenso a perder tu dinero. Por esta razón, debes definir qué tanto estás dispuesto a perder.
    • Plazo de la inversión: el periodo de tiempo que tu inversión permanecerá trabajando dependerá de las metas financieras que hayas planteado. 
    • Necesidad de liquidez: define qué tan pronto necesitarás de tu capital o de las ganancias de tus inversiones. Por ejemplo, de una inversión a largo plazo no verás los frutos hasta después de un año o más.  
    • Tiempo disponible: considera la cantidad de tiempo disponible que tienes para gestionar tus inversiones; si es limitado deberás escoger una estrategia que no implique tanto compromiso para operar.

    Consejos para mantener una estrategia de inversión 

    Una vez que has encontrado una estrategia que se adapta a tus necesidades y objetivos, debes mantenerla para comprobar que efectivamente funciona y comprometerte a seguirla. 

    Los siguientes consejos te servirán para mantener tu estrategia de inversión: 

    • Apégate a tu estrategia: muchos inversionistas cometen el error de no seguir el plan que eligieron; cuentan con uno, pero en el momento de operar en la bolsa toman decisiones distintas. Por esta razón, debes apegarte a cada uno de los aspectos que has planteado, solo así podrás conocer realmente su efectividad. 
    • Permite que madure: usar una estrategia por periodos cortos de tiempo no te permite comprender si funciona o no; es necesario que practiques tu estrategia y que te familiarices con ella antes de considerar hacer un cambio. La cantidad de tiempo para esto dependerá de tus objetivos. 
    • Analiza los resultados: cada vez que operes utilizando tu estrategia tienes que analizar tus pérdidas y ganancias. Identifica las razones de cada resultado y haz anotaciones. 
    • Considera cambios: una vez que has utilizado tu estrategia el tiempo suficiente y que tienes una perspectiva de los resultados que generas, es el momento de analizar los puntos fuertes y débiles con el fin de mejorarlos. 
    • Aplica mejoras: debes probar por un tiempo prudente cada cambio que realices para comprobar que funcione. 

    Una vez que llegues al consejo final, deberás volver a iniciar. Una estrategia de inversión debe mejorarse continuamente, de esta forma podrás adaptarla a los cambios en tus necesidades financieras, a tus nuevos proyectos y metas. 

    Asimismo, podrás integrar los cambios necesarios que se ajusten a las nuevas tendencias o cambios dentro de los mercados financieros. 

    Ten en cuenta que, si bien una estrategia te ayudará a tomar mejores decisiones, no es una herramienta que garantice tu éxito. Tus resultados dependerán del conocimiento que tengas sobre invertir en la bolsa de valores, de tu experiencia y de las condiciones del mercado. 

    ¿Cómo aprender sobre inversiones? 

    Lo ideal siempre es que inicies con los conceptos básicos sobre el mundo financiero, esto te dará una idea general de en qué consiste cada instrumento de inversión. No hay una cantidad precisa que pueda dar de cuánto debes saber antes de iniciar tus prácticas en inversiones; pero te reitero, debes contar con las nociones básicas. 

    Busca información en sitios o personas confiables y que cuenten con buena reputación. De igual modo, aprende de quienes tengan experiencia invirtiendo y adapta sus consejos a tus necesidades como inversionistas. 

    Te invito a ver los videos de mi canal de YouTube en el que explico los distintos temas relacionados a inversiones, tendencias importantes en el mundo financiero y los distintos análisis que hago sobre economía. 

    Mientras mejor preparado estés, tendrás más posibilidades de ser un inversionista rentable. 

    Preguntas clave: 

    ¿Cuál es la mejor estrategia de inversión?

    La mejor estrategia de inversión siempre será la que mejor se adapte a tus necesidades y objetivos financieros. Cada persona vive una situación distinta y por esta razón debes enfocarte en lo que tú puedes lograr con el capital que tienes disponible, con la finalidad de usarlo de la mejor manera para cumplir con tus metas financieras

    Toma en cuenta aspectos como tu perfil de riesgo, el tiempo que planees dedicarle a invertir, el plazo y la cantidad de dinero que puedes usar para este propósito sin afectar tu salud financiera. 

    Conoce las estrategias disponibles, estúdialas y ponlas en práctica. Sé crítico y analítico y considera hacer mejoras o adaptaciones según sea necesario. Además, ten paciencia y dale tiempo a tu estrategia para madurar, pues si la cambias constantemente no podrás saber qué está saliendo bien o mal. 

    ¿Dónde es la mejor opción invertir?

    La mejor opción para invertir dependerá mucho de tu perfil de inversionista: tolerancia a distintos niveles de riesgo, plazo y capital disponible son algunos de los aspectos que debes tener en mente. 

    Existen distintos instrumentos de inversión y cada uno cumple con distintas finalidades. Los fondos de inversión te permiten que otra persona maneje tu capital para darte beneficios; las criptomonedas son una divisa digital descentralizada con muchas oportunidades de crecimiento; la bolsa de valores es un medio para comprar y vender acciones con el fin de obtener rentabilidad. Cada uno tiene particularidades y requiere de ciertos conocimientos. 

    Conocer cada una de las opciones disponibles para invertir te ayudará a elegir la mejor para ti. 

    ¿Cuáles son las mejores estrategias para disminuir el riesgo de una inversión?

    Las estrategias que se enfocan en disminuir el riesgo deben considerar aspectos como la volatilidad de los activos financieros, pues un cambio constante en los precios requiere de más experiencia al momento de comprar o vender acciones. Por esta razón, al tomar una decisión de compra o venta, debes cerciorarte de que no sea un activo muy volátil. 

    Asimismo, es recomendable que el plazo sea más largo, evitando así que los movimientos en el precio puedan compensarse con el paso del tiempo y vayan en dirección favorable. 

    Finalmente, diversifica tu portafolio. Si posees distintos tipos de acciones es posible que puedas mitigar las pérdidas de un sector y compensarlas con las ganancias de otro. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *