fbpx
Saltar al contenido

Conoce las ventajas y desventajas de invertir en acciones

    ventajas y desventajas de invertir en acciones

    Cuando se trata de invertir, hay una gran variedad de opciones para elegir. Pero una de las inversiones más populares son las acciones. Las acciones pueden ser volátiles y arriesgadas, pero también pueden proporcionar grandes rendimientos y dividendos. Sin duda, si quieres comenzar a invertir en acciones, debes conocer sus ventajas y desventajas. 

    Sigue leyendo para que conozcas qué tipo de inversión son las acciones y cómo puedes aprovechar sus pros y contras.

    ¿Qué tipo de inversión son las acciones?

    Las acciones son activos financieros que representan un porcentaje del valor de una compañía. Estas herramientas hacen parte de los instrumentos de inversión de renta variable. Esto quiere decir que su rentabilidad no está garantizada ni tampoco tiene un periodo determinado de duración.

    Cuando inviertes en acciones, quiere decir que  posees una proporción del valor de una compañía. Las acciones son utilizadas por las empresas para buscar y financiar sus operaciones a través del mercado de valores. Por lo tanto, el rendimiento de las acciones está ligado a los resultados que una empresa tuvo a lo largo del año.

    Ventajas y desventajas de invertir en acciones

    6 ventajas de invertir en acciones

    • Mayor rendimiento: Si bien las acciones conllevan más riesgo, también obtienen más rendimiento que otros instrumentos de renta fija como los bonos o los títulos de deuda pública. Esto se debe a que cuando se tiene acciones de una compañía, se está optando por los rendimientos y crecimientos que puede tener esta, los cuales generalmente son superiores a las cifras de la inflación.

      Por demás, según explicó un estudio de la Universidad de New York, desde el año 1928 los rendimientos de las acciones han estado entre el 8-10 %, mientras los bonos entre el 4-6 %. Además, en los últimos treinta años las acciones han tenido un rendimiento anual de 11 %, mientras los bonos 5,5 %.

    • Obtener dividendos: Un dividendo es una repartición de las ganancias que tuvo la compañía en un periodo de tiempo determinado con sus accionistas. Los dividendos pueden ser repartidos en un valor líquido, o en mayor emisión de acciones para estos mismos.

      Si bien los dividendos dependen de los rendimientos que tuvo la compañía a lo largo del año, mientras estos sean constantes, no se vean alteraciones en su gobierno corporativo o por factores macroeconómicos que envuelvan a la empresa, un accionista podría disponer de este flujo a lo largo del tiempo.

    • Liquidez en el mercado: la liquidez es una medida financiera en la cual un activo se puede convertir en dinero. La bolsa de valores te permite comprar y vender acciones en cualquier momento, por lo tanto, si necesitas vender una acción y recibir efectivo, por eso, podrías hacerlo de inmediato. Solo debes asegurarte de las posibles comisiones o no que puedan derivar de tu bróker.
    • Diversificación: Las acciones te permiten diversificar, eligiendo diferentes tipos de estas, en distintas empresas y sectores. Formar un portafolio con diferentes tipos de riesgos te ayudará a no estar desamparado ante las volatilidades que se pueden dar por los rendimientos de una empresa, sector, coyunturas o factores de riesgo inesperados.  
    • Son fáciles de comprar: A diferencia de otro tipo de instrumentos, solo necesitas tener una cuenta bancaria, elegir un bróker o un fondo de inversión para comenzar a invertir en la bolsa de valores. Además, una vez hayas elegido estás condiciones, puedes comprar y vender acciones desde tu celular en cualquier lugar.
    • No necesitas mucho capital: No necesitas ser millonario para comenzar a invertir en acciones. Puedes iniciar con un capital alrededor de $200 dólares, además, hay brokers que no exigen comisiones para operar.

      También, somos conscientes que hay acciones que son demasiado costosas, por lo que también puedes fraccionarlas por un valor menor si tu bróker te da esa posibilidad.

    4 desventajas de invertir en acciones

    • Riesgo en la rentabilidad: Dado que las acciones son instrumentos de renta variable, su valor y rentabilidad no está asegurada, tampoco el retorno del capital inicial, a diferencia de otros instrumentos de renta fija como los bonos o los CDTs.

      Además, su rentabilidad estará sujeta a los rendimientos que tenga la empresa. Si tiene buenos resultados, se retribuirá de la misma forma, pero si a la empresa le va mal, los inversionistas no confiarán en la acción y venderán su participación, lo que conlleva en el desplome del valor de la compañía, por lo que probablemente podría perder dinero, hasta su capital inicial.

    • Pueden ser volátiles: La volatilidad quiere decir la fluctuación o variación en el precio de un activo financiero. Aunque hay algunas acciones más estables que otras, estas suelen variar constantemente en el valor de su precio debido a la especulación que puede causar sus rendimientos u operaciones, además, de algunas coyunturas que pueden afectar su funcionamiento.

      Pese a que las acciones son más volátiles que otros instrumentos de inversión, suelen tener mayor rendimiento en el largo plazo como ya viste en las ventajas.

    • Requiere conocimientos en finanzas e inversiones: A diferencia de otros instrumentos de renta fija, además de las herramientas como las fiducias y la gestión de acciones con fondos de inversión y fondos indexados, necesitas tener un conocimiento básico en inversiones para entender cómo puede funcionar una acción y cómo puedes gestionar y diversificar tu cartera.

      No te preocupes, si necesitas empezar y tener nociones básicas sobre inversiones, te comparto nuestro curso gratuito en acciones para que inicies tu entrenamiento y puedas comenzar a invertir en este instrumento de renta fija.

    • Riesgos macroeconómicos y de mercado: El valor y precio de una compañía no depende solo de los rendimientos que tuvo, hay factores como la especulación de los inversionistas, los movimientos del mercado de valores y las coyunturas macroeconómicas que está sujeta, como las subidas en las tasas de interés o legislaciones que pueden afectar su operación e incluso, todo su sector.

    Por lo tanto, la plusvalía y minusvalía de una acción no solo depende de ella, lo que hará que aumente el riesgo.

    Invertir en acciones es sin duda una gran oportunidad de diversificar tus ingresos, lo único que necesitas es capacitarte para hacerlo correctamente y aprovechar las ventajas que tienen este tipo de instrumentos.

    Si te interesa aprender a invertir como un profesional, te invito a nuestro diplomado de inversión en acciones en la bolsa de valores en The Investor U, en el cual te enseñaré mi método de análisis rápido para que encuentres empresas con un enorme potencial de crecimiento.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *