fbpx
Saltar al contenido

¿Qué es la frugalidad y cómo puede ayudar a tus finanzas?

    Cómo la frugalidad puede beneficiar tus finanzas

    La frugalidad es un estilo de vida que puede ayudarte a controlar tus gastos y terminar beneficiando tus finanzas personales. Antes de comenzar a aplicarla en tus hábitos de consumo, es importante que sepas exactamente qué es la frugalidad. 

    Para muchas personas, ser frugal incluso es un tipo de filosofía que implica vivir con lo esencial; aunque, se suele malinterpretar este concepto y relacionarlo con la tacañería. Por esta razón, quiero darte una perspectiva sobre en qué consiste ser frugal y las ventajas que tiene. 

    Sigue leyendo y aprende más sobre este concepto que puede ser la respuesta para que tengas una vida más simple en términos financieros.

    ¿Qué es la frugalidad?

    La frugalidad es una forma de vida que se aleja de las ideas consumistas, es decir, que se basa en la búsqueda de la felicidad viviendo con lo esencial. Por lo tanto, ser frugal es tener un consumo responsable solo de lo que necesitamos y ser mesurados con el uso que le damos a nuestro dinero, para así evitar el desperdicio.

    Este estilo de vida tiene distintos antecedentes filosóficos. Platón sentó parte de este precedente y como lo menciona la revista estadounidense The Atlantic, él era defensor de vivir modestamente en términos de ropa y comida, argumentando que la simplicidad en esos aspectos promueve la pureza moral. 

    Si bien nuestra realidad es distinta a la que vivió Platón, estos preceptos de simplicidad siguen vigentes y puedes aplicarlos en tu estilo de vida actual. La frugalidad influye en las finanzas personales porque ayuda a controlar los gastos; es una forma de ser más conscientes sobre las cosas que compramos constantemente. 

    Ser frugal no debe confundirse con tacañería, lo cual es más una forma de ser de una persona que busca emplear el mínimo de su dinero sin importarle su bienestar o el de sus seres queridos. Más bien, la frugalidad implica la moderación y el disfrute de la vida a través del uso responsable de nuestro dinero. 

    ¿Cómo ser frugal? 

    Para ser frugal debes empezar con una motivación. Visualiza el estilo de vida que quieres tener. Puede que para ti sea muy importante viajar constantemente o asistir a ciertos eventos deportivos; es decir, habrá cosas que sean necesarias e importantes para ti. Sobre estos deseos puedes comenzar a construir tu vida frugal. 

    Por lo tanto, define cómo quieres que sea tu vida, pero esta proyección no debe ser irreal o exagerada. Es decir, imagínate únicamente aquellas cosas esenciales que te hacen ser feliz, Solo las estrictamente necesarias para que tú y tus seres queridos tengan una vida plena. 

    Ten en mente que, para ser frugal, deberás hacer un empleo responsable de tu dinero. Si bien, partirá todo de crear una visión de vida más simplista, requerirás comprometerte a controlar mejor tus gastos y tus ingresos para lograrlo.

    Una vez que tengas esa visión en tu mente, sigue estos cuatro pasos para ser frugal: 

    Piensa a futuro

    La frugalidad desecha ese pensamiento que se centra en disfrutar hoy sin importar el mañana. Esa idea se ha difundido para hacer que las personas gasten su dinero sin razonarlo por completo. Por esta razón, sé realista con tu situación y considera siempre la posibilidad del mañana

    Al hacer esto, sabrás que el uso responsable de tu dinero, el día de hoy, tiene una influencia directa en tu futuro. Los cambios que implementas y tus actos mesurados te conducirán a una vida más tranquila y libre de preocupaciones. 

    Identifica y clasifica tus gastos

    Conocer tus gastos es de suma importancia para ser frugal. Para esto, haz una lista de cada uno de ellos y clasifícalos de acuerdo al tipo de gasto. 

    Los más comunes son: 

    • Gastos fijos o recurrentes
    • Gastos variables o no recurrentes
    • Gastos de emergencia
    • Gastos discrecionales
    • Gastos “hormiga”

    Esto te servirá para saber de manera más precisa cómo estás usando tu dinero, asimismo, para identificar cuáles son tus gastos más importantes en relación con la cantidad. Para aprender más sobre esto, lee nuestro artículo sobre tipos de gastos y aprende a clasificar los tuyos. 

    Reduce tus gastos

    Una vez que tienes identificados tus gastos, será el momento de analizar cada uno de ellos para controlarlos y reducirlos de manera correcta. Tienes que ser crítico con respecto a cuáles son necesarios y cuáles no. Para hacer esto, recuerda la visión que has planteado sobre el estilo de vida que quieres, eso te ayudará a saber qué es lo esencial para ti. 

    Por otro lado, si no eliminas algunos gastos, también plantea maneras de reducir aquellos que conservaste. 

    Elimina tu deuda

    Uno de los aspectos que más influyen en tu salud financiera es la deuda. Estas obligaciones pueden complicarse si no las manejas correctamente. Por lo tanto, para iniciar a ser frugal es fundamental que resuelvas tus deudas para estar más tranquilo económicamente. 

    Una vez que no tengas deudas, podrás encontrar otras maneras de emplear tu dinero, como lo es el punto siguiente. 

    Ahorra

    El ahorro es la práctica de acumular dinero para destinarlo a un objetivo financiero: para invertir, crear un fondo de emergencia o empezar un negocio. Es el primer paso para crecer tu capital. Asimismo, puedes utilizar tu ahorro en algún viaje o en alguna actividad que mejore tu calidad de vida. 

    Recuerda que, ser frugal no se trata de no disfrutar, sino de usar tu dinero con sabiduría para las cosas esenciales en tu vida. 

    Adopta este estilo de vida

    Una vez que has conseguido lo anterior, es importante que adoptes el estilo de vida frugal. Esto quiere decir que, constantemente, recuerdes esa visión que planteaste al inicio, aquella que contiene solo lo esencial para hacerte feliz. Pensar así evitará que, si en algún momento percibes más ingresos, no incrementes tus gastos también, lo cual es un error común en las personas. Lo que debes hacer es mantener ese estilo que te planteaste en tu principio y comprometerte a seguir gastando solo en lo necesario. 

    Como has visto, la frugalidad comienza con un correcto manejo de tus finanzas personales: son la base para alcanzar tus metas y la tranquilidad económica. Por eso, es vital que trabajes en tus hábitos y que cuentes con las mejores herramientas como las que enseñamos en The Investor U. ¿Estás listo para mejorar tu vida a través de las finanzas? Únete a nuestro diplomado y aprende a controlar tu dinero.   

    Ventajas de la frugalidad 

    Recuerda que ser frugal no es simplemente no gastar, sino usar tu dinero de la mejor manera. 

    A continuación te comparto siete ventajas de la frugalidad financiera

    1. Te enfocas en lo esencial y tienes más libertad para perseguir tus pasiones.
    2. Puedes aspirar a retirarte más pronto si ahorras e inviertes tu dinero
    3. Mejoras tu salud financiera.
    4. Evitas compararte con lo que otros tienen, pues tú posees lo esencial para ti. 
    5. Alcanzas la tranquilidad económica y te liberas del estrés financiero. 
    6. Incrementas tu capital y tu patrimonio.
    7. Estás preparado para cualquier eventualidad financiera, pues empleas tu dinero de forma responsable y cuentas con un fondo de emergencia. 
    8. Te vuelves más creativo gracias a que constantemente encuentras formas de reducir tus gastos, como aprender a cocinar o reparar objetos en casa. 

    Considera este estilo de vida si buscas cuidar tus finanzas y utilizar de mejor manera tu dinero. 

    La frugalidad se enfoca en lo positivo y deja atrás las creencias de que hay que gastar para disfrutar. Se trata de usar tu capital en lo que realmente necesitas y en aprovecharlo al máximo.

    Preguntas clave

    ¿Es la vida más dura para la gente frugal?

    No realmente. De hecho, la vida es más simple para la gente frugal, pues es una filosofía que se centra en vivir con lo esencial. Por lo tanto, alguien que adopta esta mentalidad no piensa que gastar lo hace feliz y se aleja de las ideas consumistas. 

    Se trata de aceptar que la simplicidad puede hacernos felices, que no se necesitan acumular objetos para encontrar la plenitud. Lo realmente importante es emplear el dinero de manera más inteligente y consciente, lo cual permita vivir cómodamente con lo esencial. 

    ¿Cuál es la diferencia entre frugal y tacaño?

    Una persona tacaña es alguien que no tiene disposición de gastar, no importa que ese dinero vaya a beneficiarlo en temas de salud o su estilo de vida; asimismo, es alguien a quien no le importa usar su dinero para su bienestar o el de su familia. Simplemente, evita a toda costa el hecho de gastar su dinero en algo. 

    Alguien frugal tiene el objetivo de utilizar su dinero sabiamente, gasta en aquello que necesita para estar bien; sin embargo, es consciente de sus necesidades y es crítico al respecto. Por lo tanto, controla sus gastos de manera responsable, se enfoca en mantener su plenitud y su bienestar a través de lo esencial.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *