Saltar al contenido

Presupuesto: el elemento clave para mejorar tu vida financiera

    Qué es y cómo hacer un presupuesto

    Mejorar la manera como administras tu dinero es posible si implementas en el manejo de tus finanzas personales un presupuesto. Esta herramienta es una excelente opción para que organices tus ingresos y tus gastos.

    Elaborarlo es muy sencillo, únicamente tienes que seguir los seis pasos que te compartiré en este artículo. Asimismo, te explicaré más a detalle la utilidad que tiene y cómo puede ser la solución para que uses responsablemente tu dinero. 

    Sigue leyendo para aprender a hacer tu presupuesto, conocer los tipos que existen y la importancia de esta herramienta de planeación financiera. 

    ¿Qué es un presupuesto? 

    Es una herramienta financiera que se utiliza para planear la distribución y organización de los ingresos y gastos de una persona o un hogar. Por lo tanto, posee un detalle preciso de cuánto dinero ganas y cómo debes emplearlo en tus gastos fijos y variables. 

    Un presupuesto puede ser una hoja de Excel o un documento de Word; o si lo prefieres, puedes hacerlo en una hoja de papel. Lo ideal es que sea lo más sencillo y claro posible para seguirlo con facilidad. 

    ¿Para qué sirven los presupuestos?

    Los presupuestos sirven para crear un plan con el objetivo de manejar el dinero de una manera más responsable

    Muchas personas cometen el error de gastar su sueldo sin una estructura organizada y al final del mes no entienden a dónde se ha ido cierta cantidad de dinero. Para evitar esto, usar una herramienta financiera como esta será la solución que necesitas. 

    Existen varios tipos de presupuestos, y más adelante te lo explicaré; sin embargo, antes quiero ilustrarte con un ejemplo la utilidad de un presupuesto.

    Imagina que recibes tu salario. 

    En la primera semana sales a comer todos los días, el fin de semana vas al centro comercial y compras ropa; finalmente, el domingo ordenas comida a domicilio. Cuando llega el lunes te percatas de que ya casi no tienes dinero. Esto pasa por no contar con un presupuesto

    Caso contrario, antes de recibir tu sueldo comienzas a planear cómo vas a usar tu dinero.

    Para esto creas un presupuesto, en él detallas la distribución de tu dinero cada mes: una cantidad para salir, otra para algo que te haga falta y una para tus gastos fijos y variables; incluso destinas una parte a ahorrar dinero.

    Haciendo esto, te das cuenta de que a fin de mes tendrás más dinero y que si te comprometes a seguir tu presupuesto será más fácil sobrellevar tus días sin preocupaciones económicas

    Tipos de presupuestos

    En lo que se refiere a las finanzas personales, los presupuestos pueden dividirse en dos: generales y por objetivo, los primeros corresponden a la organización de todos los gastos que una persona o una familia pueden tener. Los segundos se refieren a ciertos eventos en los que debemos planear cómo emplear el dinero. 

    A continuación te comparto algunos de los tipos de presupuestos que existen: 

    Presupuestos generales

    Su característica principal es que se centran en administrar tu ingreso y distribuirlo en los gastos relacionados con los servicios básicos, vivienda y alimentación. Asimismo, entretenimiento o algún objetivo adicional que tengas cómo ahorrar o invertir. Puede ser un presupuesto mensual o quincenal. 

    Existen algunas metodologías que puedes seguir para hacer un presupuesto de gastos generales:  

    Ahorra primero

    En un artículo de Yahoo Finance mencionan que Warren Buffett suele dar el siguiente consejo: “No ahorres lo que te queda después de gastar; gasta lo que te sobra después de ahorrar”.

    Y justo en ese principio se basa esta manera de hacer un presupuesto, primero debes destinar un porcentaje de tus ingresos al ahorro y después distribuir lo que te queda en tus gastos. 

    Gasta primero (o presupuesto de gastos)

    Este tipo de presupuesto se enfoca en que primero gastes en todas tus necesidades básicas: alquiler, comida, servicios básicos como luz, agua e internet, para posteriormente ahorrar lo que te quede al final. 

    Regla 50/30/20

    Para seguir la regla 50/30/20 debes distribuir tus gastos de la siguiente manera: 

    • 50 % será para tus gastos mensuales
    • 30 % será para cualquier comodidad o capricho
    • 20 % será utilizado para tu ahorro

    Presupuestos por objetivo

    Un presupuesto por objetivo es el que elaboras con el propósito de planear los gastos que conlleva realizar una actividad o cumplir con un objetivo personal. Esto quiere decir que, partes de una meta y posteriormente defines los gastos que implicará cumplirla. 

    Para hacer un presupuesto de este tipo ten en cuenta cada uno de los gastos involucrados de acuerdo a tu objetivo. De igual manera, considera la cantidad de ingreso. 

    Una característica de este tipo de presupuestos es que tienen una fecha límite, que corresponde a la fecha en que llevarás a cabo los gastos para cumplir el objetivo. En cambio, un presupuesto general se define por una periodicidad, es decir, que lo debes cumplir cada quincena o cada mes. 

    Estos son algunos ejemplos de presupuestos por objetivo: 

    • Presupuesto para viajes.
    • Presupuesto para reparación del hogar o automóvil.
    • Presupuesto para metas concretas: una inversión en un negocio o comprar algo que necesites como una computadora, un refrigerador o una lavadora. 
    • Presupuesto para educación: estudios universitarios o un intercambio a otro país.
    • Presupuesto para una remodelación en el hogar.

    Sin importar qué tipo de presupuesto vayas a aplicar, tendrás que seguir los siguientes pasos para hacer el tuyo. 

    ¿Cómo hacer un presupuesto? 

    Para hacer un presupuesto hay seis pasos a seguir. Estos te guiarán durante todo el proceso. Antes de iniciar, te recomendamos ser lo más realista posible y detallar de manera precisa cada uno de los aspectos siguientes.

    A continuación te comparto los pasos para hacer un presupuesto:

    Define los ingresos

    Un presupuesto nace de la cantidad de ingresos que recibes. Es el dinero que vas a distribuir en tus gastos y necesidades. Por lo tanto, un presupuesto está limitado al nivel de ingresos que tienes. 

    ¿Te gustaría tener un ingreso extra? Lee nuestro artículo sobre cómo ganar dinero sin invertir.  

    Define los gastos que realizas

    Sé lo más detallado posible en este paso. No dejes ningún gasto por fuera, por más pequeño que sea. Así te será más fácil contemplar lo que usualmente gastas y encontrar maneras de reducirlos o eliminarlos en caso de que no sean necesarios. 

    Conoce más sobre el control de gastos en nuestro artículo dedicado a ese tema

    Define el objetivo

    En caso de que realices un presupuesto general, tu objetivo puede ser el de mejorar la manera en que utilizas tu dinero. Asimismo, evitar preocupaciones por no saber en qué gastas o simplemente porque quieres ser más responsable con tus gastos. 

    El objetivo que plantees debe ser algo importante para ti y en él encontrarás la motivación para seguir tu plan. 

    Crea un plan

    Una vez que has hecho los tres pasos anteriores, es hora de que establezcas un plan para cumplir tu presupuesto. Esto debe ser fácil para ti, pues ya tienes un objetivo bien definido y ahora conoces los gastos que debes efectuar. Asegúrate de distribuir tu ingreso de manera correcta y ser disciplinado con lo que has creado. 

    Revisa tu presupuesto

    No dejes todo a la deriva una vez que te has tomado el tiempo de generar uno: concéntrate ahora en el manejo de presupuesto. Revísalo constantemente para saber si lo estás cumpliendo; caso contrario, analiza las razones que te están impidiendo hacerlo. 

    En resumen, los componentes de un presupuesto son:

    1. Ingresos.
    2. Gastos.
    3. Objetivo. 

    Recuerda que un presupuesto es una herramienta que te ayuda a tomar decisiones financieras que te beneficiarán. 

    En The Investor U, nos especializamos también en crear un plan para eliminar deudas, tener un mejor control financiero y todo lo que necesitas para alcanzar tus metas financieras. ¡Inscríbete a nuestro diplomado y aprende a controlar tu dinero!

    ¿Por qué es importante el presupuesto? 

    La elaboración del presupuesto es crucial porque te permite definir de manera precisa la forma en que usarás tu dinero. Logrando así ser más responsable y alcanzar la estabilidad financiera. 

    No hay duda de que, hacer un presupuesto financiero es algo sencillo, pero que tendrá un enorme impacto en tu vida. Por esta razón, aprovecha esta información y sácale toda la ventaja que puedas a esta herramienta. 

    Si quieres conocer más herramientas financieras revisa nuestro blog sobre inversiones, finanzas personales y más, ahí encontrarás mucha información útil que puedes aplicar en tu vida diaria. 

    Preguntas clave

    ¿Cómo llevar un presupuesto personal de forma efectiva?

    Para hacer un presupuesto de forma afectiva empieza por definir el objetivo, la razón por la cual creaste uno en primer lugar. Esa debe ser tu principal motivación para tomarte en serio esta herramienta. 

    Entre los objetivos del presupuesto, puede ser mejorar tu situación económica, aprender a administrar tu dinero o para controlar tus gastos. Incluso, puede ser todo lo anterior. Pero debe ser algo que te mantenga comprometido a utilizarlo. 

    La disciplina es otro elemento fundamental; sé constante con el uso de tu presupuesto y revísalo de manera periódica. De igual manera, procura que sea lo más sencillo posible de llenar y de interpretar.

    Finalmente, sé honesto y autocrítico sobre la utilización que le das. De nada sirve que ocultes información o que lo ignores por completo. Hacer un presupuesto requiere de un compromiso serio, así que, asegúrate de ser responsable y sácale todo el provecho que puedas. Recuerda que es una herramienta que te ayudará a mejorar tu salud financiera. 

    ¿Por qué debería mantener un presupuesto personal?

    Mantener un presupuesto personal sirve para organizar mejor tus gastos y tus ingresos. De esta forma puedes organizar con más facilidad el empleo que le das a tu dinero o que deberías darle según tus objetivos y necesidades.

    ¿Cómo puedo evitar gastar dinero?

    La mejor manera de evitar hacer gastos innecesarios es ser más consciente al momento de comprar. Para lograrlo, debes detenerte un instante y pensar si lo que estás a punto de adquirir te será de alguna utilidad personal o laboral. Si no encuentras una razón para justificar el gasto, no lo hagas.

    Asimismo, si ya te tomaste el tiempo de desarrollar un presupuesto, apégate a él y gasta únicamente lo que has definido ahí. 

    ¿Cómo evitar los microgastos que afectan el presupuesto?

    Un microgasto es aquello en lo que empleamos dinero que podría parecer insignificante; sin embargo, si se acumula una cantidad considerable de ese tipo de gastos, puede afectar y desequilibrar el presupuesto. 

    Para evitarlos, hay que identificarlos. Cualquier gasto por pequeño que parezca debes contemplarlo en tu presupuesto; asimismo, usar herramientas como el control de gastos te ayudarán a localizarlos para eliminarlos, en caso de ser innecesarios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.