fbpx
Saltar al contenido

5 pasos para diversificar tu cartera de inversiones

    diversificar tu cartera de inversiones

    Para que tu portafolio no esté expuesto a los ciclos de mercado de la economía, puedes seguir estos cinco pasos para diversificar tu cartera de inversiones para reducir el riesgo, maximizar tus oportunidades y crear un balance que puedas gestionar de forma correcta.

    Sigue leyendo para conocer la importancia de la diversificación de inversiones y los pasos esenciales para lograrlo.

    ¿Por qué diversificar tu cartera de inversiones?

    Hay un viejo adagio en el mundo de las inversiones: <<No pongas todos los huevos en la misma cesta>>, esto sirve como analogía para explicar que si inviertes todo tu capital en un solo lugar (o mismo activo financiero), corres el riesgo de perderlo. Por lo tanto, diversificar es más una estrategia o regla para proteger tus inversiones y no un tema de preferencia.

    Los mercados financieros no son lineales y siempre atraviesan una serie de dificultades que, en algún momento, repercutirán en el funcionamiento de una empresa, como por ejemplo: factores macroeconómicos, políticos, geopolíticos, jurídicos, impositivos; por lo que se debe diversificar, para gestionar el riesgo y generar un equilibrio en épocas donde la volatilidad va a repercutir en algunos de nuestros activos.

    Por lo tanto, diversificar busca minimizar los riesgos en nuestro portafolio de inversión y maximizar beneficios en algunas posiciones para generar un equilibrio en nuestra cartera, ya que el desplome de una compañía, se puede balancear con el repunte de otra.

    Para que te quede más claro, te lo voy a explicar en el siguiente ejemplo:

    Imagina que tienes dos tipos de acciones: la primera es una compañía de hidrocarburos, la otra, es una acción de energías renovables. Los dos valores pertenecen al sector energético, pero no tienen el mismo modelo de negocio ni razón social. En un periodo de tiempo, el gobierno declara que las empresas de hidrocarburos pagarán más impuestos, y las compañías con aporte en energías renovables, tendrán alivios impositivos. La acción de hidrocarburos se desploma un -10 %, pero la de energías renovables sube 17 %. Pese a que tu cartera se vio afectada por una decisión, encontró un equilibrio con otro tipo activo, todo gracias a la diversificación.

    Pasos para diversificar tu cartera de inversiones:

    Para lograr una correcta diversificación de tu cartera de inversión, sigue el siguiente paso a paso:

    Establece objetivos y horizonte de inversión

    Para invertir de forma correcta debes tener objetivos de inversión y un horizonte de ella. Esto quiere decir que puedes invertir para rentabilizar un ahorro, comprar una casa, generar un nuevo ingreso o ahorrar para el retiro. Cada una de estas metas tiene un periodo de tiempo determinado, pueden ser 3,5,10,15 años.

    Ahora, con base en tus objetivos de inversión, deberás establecer un perfil de riesgo, si eres un inversionista arriesgado, moderado o conservador. Una vez definido tu perfil, objetivos y horizonte de tiempo, puedes iniciar a gestionar los lineamientos de diversificación.

    Elige los activos financieros

    Existe una gran cantidad de activos financieros que tendrás que definir con base en tu perfil de riesgo, para que lo puedas simplificar, hay dos tipos de instrumentos:

    El primero es en renta fija en el que conoces con antelación el tiempo y retorno de inversión que tiene tu dinero, aunque siempre habrá riesgo, son instrumentos de deuda que tienen muy baja probabilidad de impago, en estos activos podemos encontrar:

    • TES o CETES
    • Bonos
    • Papeles comerciales
    • CDT
    • Fiducias bancarias

    El segundo instrumento es de renta variable, con estos activos no conocemos el periodo ni el retorno de la inversión, su precio es volátil y sus beneficios son a largo plazo. Aunque el riesgo aumenta, la rentabilidad también lo hace. Estos activos son:

    Tu diversificación irá acorde a tu perfil de riesgo. Aunque puedes diversificar en solo instrumentos de renta fija como de renta variable, lo recomendable es tener activos de ambos mercados.

    Elige sectores de la economía

    La economía tiene diferentes sectores: el financiero, consumo discrecional, productos básicos de consumo, tecnología de la información, servicios de comunicación, inmobiliario, energético, materiales, industrial, servicios básicos y el sector de salud.

    Cada sector tiene modelos de negocio, características, ventajas, desventajas, riesgos y oportunidades distintas. No hay un perfil en específico para cada sector, pero lo ideal es diversificar en acciones de crecimiento, de valor, defensivas o de dividendos. Debes ser muy cuidadoso en este punto debido a que cada sector puede verse beneficiado en coyunturas distintas.

    Por ejemplo, el sector tecnológico, inmobiliario y energético se pueden ver beneficiados en un ciclo de expansión económica, pero no sucederá lo mismo en una recesión, por el contrario, el sector de servicios básicos y de salud, si repunta en estos periodos de la economía. En consecuencia, debes hallar un balance para invertir en cada sector.

    Diversifica por industria y empresas

    Cada sector tiene industrias distintas, esto quiere decir que, aunque pueden tener un fin común, tienen modelos de negocio totalmente distintos, por ejemplo: el sector financiero tiene bancos enfocados en inversiones, como también tiene entidades bancarias de créditos comerciales. El sector tecnológico tiene sectores de consumo electrónico, como también semiconductores. Aunque pertenecen al mismo sector, su razón social es completamente distinta.

    En algunas coyunturas, cada industria se puede ver afectada de forma distinta; así mismo, dentro de estas, puedes diversificar en diferentes empresas, ya que cada una cuenta con estados financieros independientes de endeudamiento, capitalización, riesgo, liquidez, etc. Te darás cuenta de que cada empresa puede ser más completa de acuerdo a tus objetivos.

    Por último, diversifica por zona geográfica

    Uno de los mayores riesgos de mercado se da por las características que tiene cada país en función del modelo de negocio de tu empresa. Este es el último paso de tu diversificación y gira en torno al activo que elijas, ya que pueden ser dos compañías con el mismo modelo de negocio, pero con oportunidades en diferentes países.

    Por ejemplo, imagina que ExxonMobil tiene yacimientos de petróleo en medio oriente, pero Chevron tiene exploraciones en el este de Europa. En una coyuntura, se da una guerra en Oriente Medio, por lo que las acciones de ExxonMobil se ven afectadas, pero las de Chevron, al no estar su modelo de negocio en ese país, no se ve expuesto, por lo tanto, su valor bursátil tampoco lo estará.

    Estudia siempre los factores geopolíticos, impositivos y políticos a la hora de analizar la diversificación por zona geográfica.

    Diversificar tu cartera de inversiones es una necesidad para que tu dinero no se encuentre expuesto a los riesgos de mercado y se pueda tener un equilibrio en tu cartera. Debes ser muy específico y hacerlo de forma correcta para que puedas cruzar los ciclos de mercado con éxito.

    Para diversificar de forma correcta es fundamental que manejes adecuadamente el análisis fundamental y técnico para evaluar las diferentes oportunidades de diversificación; es por eso que podrías realizar el diplomado en inversión de acciones en la bolsa de valores de The Investor U donde aprenderás a diversificar con cada uno de estos pasos.