Saltar al contenido

23 consejos financieros que cambiarán tu economía y mejorarán tu vida

    Consejos financieros que mejorarán tu vida financiera

    Tener una vida financiera saludable es posible, pero, para lograrlo, deberás comprometerte a seguir ciertos consejos financieros. Estos se componen de temas como el ahorro, la inversión y más herramientas que te ayudarán a cumplir tus metas. 

    Hay una gran cantidad de consejos que pueden ser útiles para mejorar tu relación con el dinero y en esta ocasión recopilamos los mejores veinticuatro para que puedas aplicarlos cuanto antes en tu vida. 

    Sigue leyendo para conocer nuestra lista de consejos financieros y comienza a vivir una vida de tranquilidad económica.

    Consejos financieros personales

    Los siguientes consejos los dividimos en varias categorías, de esta manera podrás relacionarlos de una manera más sencilla con los pilares fundamentales de las finanzas personales:  

    Ahorro

    El ahorro es uno de los mejores hábitos que puedes adquirir. Es la acumulación de dinero con el fin de destinarlo a una meta u objetivo. 

    Crea un fondo de emergencia

    Un fondo de emergencia es una excelente opción para mantenerte prevenido ante cualquier eventualidad. De igual manera, es una forma de proteger tu patrimonio ante un gasto inesperado. Contar con uno te permitirá hacerle frente a cualquier imprevisto. 

    Establece metas financieras realistas y alcanzables al ahorrar

    Para crear una meta que te sea posible cumplir deberás ser realista. Esto quiere decir que, dentro de tus posibilidades, cuentes con todos los recursos necesarios para lograrla. También asegúrate que sean medibles, específicas y tengan un tiempo definido. 

    Aprende a producirlas siguiendo nuestros seis pasos para establecer metas financieras

    Considera tus planes a futuro

    Los hábitos saludables y la relación que tienes hoy con tu dinero tiene influencia directa en el mañana. Sé responsable y no descuides tu futuro. 

    Aprende sobre el retiro

    Muchas personas cometen el error de no pensar en ahorrar para el retiro hasta que es demasiado tarde. Mientras más pronto investigues sobre las distintas formas y medios que existen, estarás más preparado para garantizarte una tercera edad plena y con tranquilidad financiera. 

    Inversión

    Invertir es un medio para poner a trabajar tu dinero, es decir, que, al elegir un instrumento financiero e invertir en él, tu dinero puede multiplicarse y crecer continuamente. Aprender sobre esto te ayudará a mantener el valor de tu dinero ante fenómenos económicos como la inflación. 

    Investiga sobre los fondos de inversión

    Analizar esta opción puede resultar muy práctica, pues los fondos de inversión se encargan de captar capital e invertirlo en distintos instrumentos financieros de acuerdo a tus necesidades. 

    Aprende a invertir en la bolsa de valores

    El mercado bursátil es de los medios de inversión más populares; sin embargo, para hacerlo de manera correcta procura aprender todo lo necesario para que puedas encontrar oportunidades de inversión fructíferas

    Esta es una de las opciones en las que más me he especializado, por esta razón te invito a formar parte de mi diplomado profesional en acciones para que aprendas a diversificar tus ingresos. 

    Conoce los nuevos medios de inversión

    Todavía sigue siendo un tema controversial el de las criptomonedas; sin embargo, estas divisas digitales presentan oportunidades interesantes de inversión. Por esto, lo mejor que puedes hacer es aprender sobre los nuevos instrumentos que aparezcan y ver si son la opción indicada para ti

    Diversifica tus instrumentos de inversión

    Para evitar el riesgo de perder tu capital, es recomendable que distribuyas tu dinero en distintos instrumentos de inversión, así protegerás mejor tu dinero. 

    Control de gastos

    Conocer en qué gastas tu dinero es el inicio para poder controlar y tomar decisiones financieras más responsables. Al analizar cada uno de tus gastos podrás identificar y eliminar aquellos que no son necesarios o encontrar formas de reducirlos. 

    Clasifica tus gastos para entenderlos mejor

    Si conoces los distintos tipos de gastos es el inicio para organizar mejor tus finanzas. Así serás más consciente de la manera en que estás usando tu dinero.  

    Elabora un presupuesto para tus gastos mensuales

    Un presupuesto es una herramienta muy útil para distribuir tus ingresos y enfocarlos mejor en tus gastos. De esta manera haces un mejor uso de tu dinero. 

    Controla tus impulsos cuando quieras gastar

    Tus emociones juegan un papel muy importante al tomar una decisión sobre un gasto; por lo tanto, es mejor que aprendas a identificar tus emociones y a controlar cualquier impulso que te provoque gastar sin razón alguna. 

    Sé crítico al comprar

    Es bueno que adquieras el hábito de racionalizar tus gastos, esto quiere decir que, te preguntes antes de gastar si lo que estás a punto de comprar es realmente necesario. 

    Deudas

    Las deudas son obligaciones financieras que se adquieren al recibir una cantidad de dinero. Es el compromiso de pagarlas en el futuro. Saber manejarlas te ayudará a evitar muchos problemas financieros. 

    Usa de manera moderada tu tarjeta de crédito

    Una tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo, este es dinero que te proporciona una institución bancaria y debes utilizarlo cuando sea necesario. 

    No adquieras muchos préstamos

    Tener muchos préstamos hace que sea más difícil pagarlos, ya sea por descuido o porque la cantidad comienza a incrementar demasiado. Usa herramientas como el apalancamiento financiero solo a tu favor. 

    Realiza estrategias para eliminar tus deudas

    Vivir sin deudas te dará mucha tranquilidad y aplicar estrategias como las que mencionamos en nuestro artículo te serán muy útiles

    Evita usar un préstamo para pagar otras deudas

    Hacer esto solo es recomendable para personas con el conocimiento financiero suficiente; no obstante, es una opción riesgosa y debes evitarla como un medio de solución, pues puedes acabar con una deuda todavía más grande. 

    Educación financiera 

    La educación financiera va más allá de los presupuestos y el control de gastos. Tienes que aprender sobre impuestos y otros temas fiscales para cumplir con tus obligaciones como ciudadano. 

    Paga tus impuestos de manera puntual

    Los impuestos son la forma en que las personas contribuimos con el gasto público. Para que no te tomen por sorpresa, aprende cuáles te corresponden y realiza tu pago puntualmente. 

    Aprende sobre contabilidad financiera

    La contabilidad es un tema muy útil y práctico, te puede servir para tu negocio e incluso para mejorar tus finanzas personales. 

    Ingresos

    Una de las mejores maneras de mejorar tu situación financiera actual es aprender a generar más dinero. Además de las inversiones en instrumentos financieros, hay otros medios que pueden serte de gran utilidad. 

    Distribuye tus ingresos de manera responsable

    El dinero que ganes solo tú puedes decidir cómo gastarlo; no obstante, si lo usas de manera responsable, evitarás pasar por malos momentos ante posibles emergencias. 

    Aprende sobre temas de emprendimiento

     El emprendimiento es una vía para mejorar tus ingresos, este consiste en llevar a cabo una idea de negocio. Te comparto nuestra guía definitiva para que conozcas más al respecto. 

    Encuentra proyectos para trabajar

    Trabajar por proyectos es una forma de conseguir un ingreso extra sin un compromiso de muchos años; hay proyectos que van desde semanas hasta un par de meses y en caso de que tengas tiempo libre, participar en uno puede traerte grandes beneficios económicos. 

    Considera crear un negocio propio

    Hay una gran variedad de negocios que puedes crear, ya sea que detectaste una oportunidad en el mercado o tienes una idea que podrías implementar. 

    Monetiza tus habilidades a través de internet

    El internet ha abierto un gran abanico de posibilidades para monetizar tus talentos y esto puede permitirte ganar dinero sin invertir

    Aplicar cada consejo te llevará tiempo. Elige los que mejor se adapten a tu situación actual y trabaja constantemente en generar los hábitos exitosos que te conducirán a un mejor futuro financiero. Sé paciente y disciplinado, y poco a poco podrás comenzar a ver los cambios en tu vida. 

    Si quieres aprender todos los secretos que me han llevado a controlar mi dinero, forma parte de mi diplomado de Finanzas Personales y domina el juego del dinero. 

    Preguntas clave

    ¿Cómo ser un buen financiero?

    Para ser un buen financiero debes aprender a usar tu dinero de manera correcta y responsable. Esto quiere decir que te apoyes de herramientas como el control de gastos, presupuestos y manejo de deudas. De esta forma tendrás un amplio entendimiento de tus finanzas.

    ¿Cómo mejorar mi situación económica?

    Mejorar tu situación económica comienza con la voluntad de hacerlo y poner en práctica los conocimientos que te ayuden a controlar mejor tus gastos y a distribuir tus ingresos. Tener una idea precisa de cuánto ganas y en qué lo gastas sentará las bases necesarias para mejorar. 

    Posteriormente, deberás pensar en el ahorro, en establecer metas financieras y objetivos. Para pasar a encontrar distintas formas de incrementar tus ingresos, ya sea a través de un negocio o de invertir.

    ¿Cómo crear buenos hábitos financieros?

    Los hábitos financieros se forman con disciplina, paciencia y compromiso. Fijar metas es una buena manera de encontrar la motivación necesaria para hacerlo, de esta forma tendrás en tu mente constantemente aquello que quieres lograr. 

    Sé consciente sobre el objetivo de las decisiones financieras que tomas y cómo influyen en tu situación económica actual y tu futuro. Recuerda que aprender a manejar tu dinero es el camino hacia tu tranquilidad financiera. 

    ¿Cuáles son los peores errores financieros?

    Hay una gran cantidad de errores financieros; sin embargo, los peores son: 

    • Acumular muchas deudas. 
    • Invertir sin estudiar las opciones.
    • Abrir un negocio sin conocer el tipo de mercado. 
    • Invertir en un instrumento que no conoces. 
    • Gastar dinero por impulso. 
    • No administrar tus finanzas personales. 
    • No pensar en el futuro. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.